Despliega el menú
Deportes

BALONMANO

Zaky suelta el brazo

Su partido ante el Ademar León, líder de la Asobal, fue memorable. Anotó catorce goles. Su efectividad rozó el pleno.

El Faro de Alejandría iluminó el más brillante triunfo del CAI Aragón en el actual curso. Hussein Zaky firmó 14 de los 36 goles que el conjunto naranja le endosó al Reale Ademar. El egipcio fusiló al líder de la Liga Asobal, propiciando la primera derrota liguera de los leoneses. "Siempre gusta meter goles, pero ante un equipo de la categoría del Ademar, mucho más. Fue una alegría enorme", se arrancó Zaky.

El repaso al estadillo que destiló el encuentro plasma la obra del genio. Aunque en León se focalice la derrota del Ademar en un supuesto error del árbitro Rodríguez Rodríguez, el resultado fue el reflejo de la brillantísima actuación de Zaky y del sólido trabajo de sus compañeros. Zaky alcanzó porcentajes de acierto cercanos al 90%. Esto es, una barbaridad. Mucho más considerando la fiabilidad de la defensa del Ademar y la capacidad de sus porteros, Alilovic y Álamo. Zaky encuentra el porqué en el mismo juego. "Comencé a lanzar y me sentí muy cómodo, muy seguro. Entraba un gol, y después otro, y otro… Los compañeros y el público también ayudaron mucho", reconoció.

Su actuación no tiene parangón en la Liga Asobal. Tan solo la superó esa preciosa tarde a orillas del Adriático en la que saqueó la ciudad de Kozina marcando 16 goles. "Recuerdo otro partido muy bueno con el CAI Aragón. Fue en la Copa EHF, con el Gold Club, en Eslovenia. Íbamos perdiendo, estaban a punto de remontar la eliminatoria, y salté a la pista. Comencé a lanzar y me entraba todo. Fue muy bonito porque en ese partido también nos jugábamos mucho", evocó el Faraón de la Asobal.

Antes de firmar por el CAI Aragón hace tres temporadas, Hussein Zaky militó en el mejor equipo del mundo, el BM Ciudad Real. Allí, en La Mancha, donde ahora los molinos son gigantes del balonmano, también dejó actuaciones imborrables. "Me viene a la memoria un encuentro con el Valladolid. Ese día jugué de extremo izquierdo y marqué 14 goles. Fue muy bonito, pues en el Ciudad Real hay grandes jugadores con mucho talento para lanzar. En Egipto, con mi antiguo equipo, también marcaba muchos goles", explicó.

La exhibición llega en uno de los momentos procesales de la temporada, en el tramo final de la primera vuelta y en las puertas de un cruce decisivo en Europa. "Lo más importante es que el CAI ganó y que hemos sabido reaccionar. Con el Arrate sumamos un punto muy bueno, y los dos con el Ademar son importantísimos. Con esta victoria, ya podemos mirar a los puestos de arriba de la clasificación. Además, la Copa del Rey está ahora mucho más cerca (se clasifican los ocho primeros al cierre de la primera vuelta). Tenemos tres partidos en casa contra el Torrevieja, el Alcobendas y el Antequera. Sacándolos, seguro que estamos clasificados. Si sumamos fuera, incluso podemos irnos más arriba. En cuanto a Europa, la EHF es una competición que nos hace mucha ilusión a todos. Estoy seguro de que vamos a responder", señaló Zaky.

El lanzador egipcio embarcará hoy en Barcelona junto a sus compañeros rumbo a Eslovenia. Luego esperan un par de pasos fronterizos y 400 kilómetros hasta Nasice, la localidad croata en la que el CAI Aragón disputará la eliminatoria de la Copa EHF. En Zaragoza queda una actuación memorable de Zaky ante el Reale Ademar. El vídeo merece ser visto. Aunque se frote la lámpara, el genio llamado Zaky no aparece todos los días. Como suele suceder en los casos de los genios, unos días deslumbran y otros desaparecen o apenas se les ve. Zaky, sin duda, está tocado por el don de la genialidad.

Si da continuidad a su última actuación, el CAI Balonmano Aragón contará con mucho a su favor. Ese caudal ofensivo, anotador, se convierte en una fuerza telúrica, imposible de detener por más que se vea venir o se analice su potencia destructora. Zaky tiene suelto el brazo y despierto el espíritu.

Etiquetas