Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI BM ARAGÓN

Zaky, en el aire

El jugador internacional egipcio carece de permiso de la Federación Egipcia para jugar fuera del país la próxima temporada. Tiene un año más de contrato con el CAI, pero su tránsfer expira en agosto del 2008.

La presencia de Hussein Zaky en el proyecto 2008-09 del CAI Aragón no está asegurada. Al internacional egipción le resta por cumplir un año más de contrato en el club naranja, pero a fecha de hoy Zaky carece del tránsfer imprescindible para jugar fuera de su país. En la entidad aragonesa hay una sensible preocupación, pues sin el permiso de la Federación Egipcia de Balonmano, la licencia federativa del jugador no podrá ser tramitada para competir en la Liga Asobal y en la Copa EHF.

El tránsfer es un documento que diligencia a favor de un jugador determinado la federación nacional a la que pertenece dicho deportista para que pueda competir fuera del país. Habitualmente, los tránfers suelen ser concedidos de forma definitiva previo pago de una cantidad concreta, que en el caso de la federación egipcia suele ser elevada. Satisfecha esta cantidad, el jugador habitualmente recibe un tránsfer definitivo. Es decir, ya no debe solicitarlo de nuevo. No es el caso de Hussein Zaky, que cuando firmó por el Ciudad Real hace ahora cinco temporadas y media, lo hizo con la concesión de un tránsfer provisional de cinco años de duración. Dicho permiso expira en agosto del 2008. Por tanto, si Zaky quiere jugar en el CAI Aragón en la temporada 2008-09, necesita la revisión de este documento.

El club aragonés desconocía la problemática legal que encerraba Hussein Zaky cuando lo incorporó a su plantilla. Hasta el arranque de la campaña que ahora finaliza todo el mundo consideraba que el jugador disfrutaba de las ventaja de un tránsfer definitivo. En septiembre del 2007, los responsables del equipo naranja se percataron de la situación y de la envergadura del problema. Rápidamente se lo hicieron saber a Zaky y a su agente, David Caballero. El internacional aseguró que el permiso estaría en Zaragoza antes del cierre de la actual campaña. Sin embargo, a fecha de hoy, cuando la plantilla ya se encuentra de vacaciones o concentrada con sus respectivas selecciones nacionales, la autorización sigue sin llegar a la plaza Sanz Briz, sede del club aragonés.

El CAI Aragón no está dispuesto a abonar cantidad adicional alguna a las ya pagadas para adquirir en propiedad a Zaky, cuyos derechos fueron comprados hace ahora dos años al Ciudad Real. En la entidad aragonesa se ha establecido un plazo en ningún caso posterior al 30 de junio para resolver el problema. Caso de que el jugador o sus representantes legales no solucionen el asunto, el CAI Aragón incluso se plantearía apostar por otro lanzador para afrontar la próxima temporada.

Fogonazos y eficacia

Veroljub Kosovac y el cuerpo técnico están satisfechos con el rendimiento de Hussein Zaky, sobre todo en la última temporada. A pesar de desenvolverse en la superpoblada demarcación de lateral izquierdo, puesto en el que el CAI Aragón contaba con cuatro jugadores en el curso que ahora finaliza (Stian Vatne, Alfredo Sorrentino, Marko Krivokapic y el referido Hussein Zaky), el egipcio ha sabido hacerse un hueco. Así, después de dos años en Zaragoza con más fogonazos luminosos que eficacia real, en la tercera temporada se ha visto al mejor Zaky, al más completo.

Zaky es considerado en el seno del CAI Aragón como un jugador importante en la concepción del presente y del futuro del club, un valor estable desde el que apuntalar el sitio adquirido en el campo base, allí junto a las grandes cumbres División de Honor, y atacar de nuevo la cima de la Copa de la EHF. Lo que no parece dispuesto el club naranja es a gastar más dinero del ya invertido en su contratación.

Etiquetas