Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Ya está aquí el primero

Zaragoza. El CAI Zaragoza ya ha cerrado su primer fichaje de cara a la temporada 2009-10. Se trata del veterano base Pedro Rivero, quien se ha comprometido con el club rojillo por una campaña, aunque la entidad se reserva la opción de ampliar su contrato un año más. El jugador, que la pasada temporada militó en el Cajasol sevillano de ACB, es un gran conocedor de la LEB, en la que ha formado parte de cinco equipos siendo casi todos esos años uno de los mejores directores de juego nacionales.

En apenas once días Rivero cumplirá los 30 años y esa experiencia que atesora es uno de los avales que le han llevado a ser la prioridad del tándem formado por Willy Villar y José Luis Abós, y posteriormente a fichar (firmará en las próximas horas) por el CAI Zaragoza. El base no es para nada un desconocido para la afición zaragozana, puesto que ha visitado el pabellón Príncipe Felipe en innumerables ocasiones. Defendiendo los colores de conjuntos como el Cantabria Lobos, Cáceres, León, Tenerife o Los Barrios, su criterio en la cancha y su capacidad tanto para anotar como para asistir han sido casi siempre un problema para el equipo aragonés.

Tras la marcha de Quino Colom al Fuenlabrada, el club zaragozano necesitaba urgentemente un base español. Ya lo tiene. Los nombres surgidos no eran excesivos y el acuerdo con Rivero ha sido rápido y satisfactorio para ambas partes.

De esta manera, el director de juego segoviano será una de las piedras angulares del proyecto rojillo. Entre sus cualidades se encuentra la de 'conectar' a la perfección con los hombres altos. Ha formado grandes parejas con pívots de nivel, lo que demuestran sus buenos números como asistente a lo largo de su carrera. Además, el base acapara la atención de los rivales, puede penetrar con asiduidad, goza de buena mano desde el perímetro, fuerza muchas faltas y desde la línea de tiros libres es de lo más seguro que habrá en la liga (los últimos años siempre por encima del 80 por ciento de acierto).

Ilusión y compromiso

Nada más confirmarse el acuerdo entre club y jugador, Rivero ofreció sus primeras palabras como rojillo a través de la página web oficial del CAI. En ellas destacaba la ilusión con la que llega al equipo, su compromiso y su intención de ayudar para volver a la ACB lo antes posible.

"Sé que es una buena oportunidad de devolver al CAI Zaragoza a la ACB, donde estaba la temporada pasada", confesaba el jugador. "He recibido con ilusión mi incorporación al conjunto y estoy deseoso de que comience todo. Este club tiene estructura y equipo de ACB y estoy muy contento porque es una entidad importante".

Sin embargo, la realidad sitúa a los aragoneses y al base madrileño en la LEB, una competición que este año "es un poco una incógnita. Supongo que habrá cuatro o cinco equipos fuertes y luego se dejarán notar más las diferencias que en otros años, aunque sí que habrá conjuntos de los pequeños que se cuelen arriba", dijo un Rivero que tiene muy claro que lo que interesa al CAI "es estar arriba y luchar por la primera plaza, aunque es difícil".

El director de juego regresa a la LEB tras haber debutado en la elite en las filas del Cajasol, pero ese tema "no me agobia y ese año ya no me lo quita nadie. Ahora el CAI Zaragoza es una buena opción para seguir creciendo porque es uno de los equipos importantes".

Además, en Zaragoza vivirá en primera persona y como local a la numerosa afición que ha sufrido todas las veces que se ha enfrentado a los rojillos: "Como visitante, siempre impresiona jugar en el pabellón Príncipe Felipe y ver el campo lleno. Tiene que ser divertido".

En cuanto a sus intensiones, "en lo personal, lo que debe esperar de mí la afición es ser uno más a sumar y estar siempre comprometido con el equipo, como ha sucedido allí donde he estado siempre; espero que salgan las cosas bien", concluyó el jugador.

Pero no fue el único en hablar. Su nuevo técnico José Luis Abós comentó que Rivero es "un jugador que nos puede aportar, sobre todo, experiencia de juego, dirección y liderazgo porque ha jugado en varios equipos LEB y siempre bien. Este año tuvo la suerte de debutar en ACB y ahora se le crea un reto como es el jugar en el CAI Zaragoza. Es quizá de lo mejor que podemos encontrar en la LEB en estos momentos".

Etiquetas