Despliega el menú
Deportes

BALONCESTO

Y ya llevan las seis derrotas del ascenso

Quinteros se marcha cabizbajo al vestuario.
Y ya llevan las seis derrotas del ascenso
Esther Casas

 Después de veinte jornadas ligueras el CAI Zaragoza ya suma seis derrotas, las mismas que a lo largo de toda la temporada 2007-2008 en la que logró el ascenso a la ACB. Ese dato aporta un aspecto muy negativo, que el camino que lleva el conjunto de José Luis Abós es muy diferente al de un 'grande' de la Liga y claro aspirante al ascenso. Pero, a la vez, otorga un soplo de esperanza, puesto que otros conjuntos que terminaron la fase regular en la primera posición aparecían con guarismos similares a los rojillos a estas alturas de año.

 

Aquel CAI que subió marchaba con un balance de 15-5 y protagonizó un 'sprint' final casi inmaculado, mientras que el Valladolid la campaña pasada o el León de hace cuatro, también tropezaron seis veces hasta enero y concluyeron en cabeza.

 

Seis 'fiascos' este año son excesivos teniendo en cuenta el nivel de la competición y que el CAI no ha sido derrotado en casa. Sin embargo, no suponen un desastre definitivo dada la irregularidad que también han mostrado sus rivales directos en lo alto de la clasificación (el líder lleva solo una derrota menos).

 

A su vez, y echando un vistazo a lo ocurrido en temporadas pasadas, el actual balance rojillo de 14-6 a lo que obliga es a un final de campaña contundente y casi perfecto si los de Abós quieren alcanzar el ascenso directo. Porque el CAI que entró por derecho propio en la ACB acabó la temporada con ese mismo número de varapalos, seis, aunque a estas alturas llevaba ya cinco acumuladas y únicamente cayó en Mallorca ante el Palma Aqua Mágica.

 

Otros líderes finales, en las catorce jornadas que restan, se vieron sorprendidos en pocas ocasiones (entre dos y cuatro), como ocurriera con el Valladolid, León o Fuenlabrada. Solo el Alerta Cantabria de hace tres campañas fue peor en la parte final de la fase regular, aunque en la jornada 20 iba 15-5.

 

Esa reacción final que tuvieron todos los que concluyeron la Liga primeros es la que debe hacer reflexionar a los rojillos, quienes afrontan en estas próximas semanas el momento clave del año y cambiar su nefasta dinámica a domicilio es una obligación.

 

Además, y confiando en el poderío aragonés en casa, el CAI tiene el problema de visitar, en las jornadas que le faltan, a cuatro de los siete primeros clasificados, incluyendo a sus dos grandes adversarios, el ViveMenorca y el Melilla.

Etiquetas