Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Vuelta a los orígenes

Sin Cabezas, serán Van Rossom, Miso y Riera los que lleven la batuta del CAI, como al principio de la campaña. Aceptan el reto.

Sam Van Rossom
Vuelta a los orígenes
JOSÉ MIGUEL MARCO

Con Carlos Cabezas ausente durante casi un mes por su lesión en el aductor, el CAI Zaragoza regresa a sus orígenes, a la situación que vivió tanto en la pretemporada como en los primeros duelos ligueros. Entonces aún no estaba el base malagueño y eran el belga Sam Van Rossom, el madrileño Andrés Miso y el mallorquín Joan Riera los que llevaban la batuta del equipo en la cancha. Ahora volverán a hacerlo durante algunas jornadas por la baja de Cabezas. Los tres aceptan el reto, apuestan por que el equipo colectivamente dé un paso adelante para que no se note esa ausencia y ya miran a su próximo rival. Por sus manos pasarán los ataques rojillos y confían en ellos mismos y en el grupo.

Van Rossom notará mucho el cambio. De hecho, partió como base titular y se vio relegado a un segundo plano con la llegada del andaluz. Pero lo acepta con profesionalidad: "Carlos estaba jugando bien, ayuda mucho al equipo, pero se ha lesionado. Ahora, Joan y yo estamos en la misma situación que a principio de temporada y trataremos de aprovechar los minutos y jugar lo mejor posible".

El belga apunta que "esto ocurre en el baloncesto. Yo sé cuál es mi rol en el equipo y, como dije, tengo que hacer lo mismo que en los primeros partidos. Espero dar un paso adelante y hacer un buen encuentro el sábado. Me siento con confianza".

En esas jornadas iniciales, el técnico José Luis Abós otorgó una buena cantidad de minutos a Andrés Miso como base, y todo apunta a que ahora volverá a hacerlo. El madrileño quiere ayudar sea en la posición que sea: "Durante este mes vamos a volver a lo que fue el inicio del equipo y tanto Sam como Joan, que son nuestros dos bases, tienen que dar un paso al frente. Y yo, si tengo que jugar de 'uno', intentaré hacerlo lo mejor posible".

Ya en Valencia tuvo que dirigir al equipo en algunos momentos "y es verdad que no estuve acertado, pero intentaré entrenar duro durante la semana para convencer al entrenador de que puedo jugar en cualquiera de las tres posiciones".

El escolta sabe que el hueco dejado por Cabezas es difícil de llenar porque "es un jugador que el currículum que tiene lo dice todo. Y ya no sólo por lo que es dentro del campo sino por lo que ayuda dentro del vestuario. Va a ser difícil competir estos tres partidos sin su presencia pero este es el equipo que se formó para afrontar toda la liga, el que tuteó al Unicaja y venció al Granada y tenemos que confiar en nosotros mismos".

Dos ex del Estudiantes

Miso se las verá el sábado con uno de sus ex equipos, el Estudiantes, "el equipo que me dio la oportunidad de debutar a nivel profesional y el club en el que más tiempo he estado. Tengo muchos amigos, muchos recuerdos y es un club especial. Tan especial que el año pasado empezó 0-5 y entró en la Copa y este año lleva camino de ello. Habrá que cortarles las alas".

Un conjunto con el que también debutó en la elite su compañero Joan Riera. "Fue mi primera experiencia en ACB, en un club en el que me trataron fenomenal, pero el partido para el CAI es muy importante y hay que ganarlo sí o sí", comentaba el base.

En su caso estaba totalmente apartado de los encuentros con Cabezas en el grupo, pero se le presenta una nueva oportunidad de ayudar desde dentro de la cancha. "Estábamos jugando bien, Carlos estaba bien, pero los problemas de lesiones, que no gustan ni en el plano individual ni colectivo, me hacen retomar el papel de segundo base con el que vine y espero tener la oportunidad de jugar y poder hacerlo bien".

El jugador mallorquín se encuentra "con más confianza. Llevaba cuatro partidos sin jugar y eso se nota mucho. En Valencia fueron seis minutos, pero fueron importantes, en los que estuvimos bien tanto yo como el equipo y espero seguir jugando el sábado".

Etiquetas