Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Vuelta al descenso

La derrota ante el Atlético y la combinación de resultados de la jornada devuelve al Real Zaragoza a la zona crítica de la tabla.

Jarosik se retira cabizbajo tras la derrota contra el Atlético de Madrid.
Vuelta al descenso
ESTHER CASAS

La tendencia decadente del Real Zaragoza en las últimas tres jornadas lo ha conducido al lugar crítico de la clasificación: el descenso. Cuatro jornadas después, el equipo aragonés pisa tierra quemada, víctima de una recesión de resultados y del renacimiento de varios de los equipos metidos en una batalla de enormes proporciones, con ocho clubes separados por apenas cinco puntos. El termómetro de la Liga ubica ahora al Real Zaragoza en la antepenúltima posición, solo empeorado por un Almería al que se le escapó la victoria por culpa de un tanto de Aranzubía -portero del Deportivo- a la desesperada y un Málaga con un aspecto funesto pese al empate obtenido en Villarreal.

El escepticismo se ha alimentado en torno al Real Zaragoza con los tres últimos partidos de los de Aguirre. El empate a uno contra el Racing de Santander (enemigo directo), la cruel derrota frente al Hércules (enemigo directo) y, por último, un nuevo tropiezo el pasado sábado ante el Atlético de Madrid ha abortado de raíz la escalada del Zaragoza en la tabla y también el clima de optimismo y cierta euforia que había surgido tras las tres victorias consecutivas enlazadas frente a Levante, Deportivo y Málaga.

Ahora, el principal punto de anclaje para convencerse de la salvación está en el equipo. El juego y los méritos del Zaragoza en los últimos tres partidos -los tres sin ganar que acumula- han estado por encima de los resultados. Se quedó cortó el empate contra el Racing, se consideró desproporcionada la derrota frente al Hércules e injusta, de igual modo, fue la derrota ante el Atlético, en un partido en el que el Zaragoza mereció al menos el empate.

Los de Aguirre quedaron sobre el alambre una vez perdido el partido del sábado en La Romareda. Bastaba un empate de Osasuna para que se consumara el regreso a las posiciones que conducen a Segunda División, y la combinación de resultados del domingo fue nefasta. Todos los equipos implicados en la pelea por eludir el descenso puntuaron en la jornada excepto el Zaragoza, el Hércules y el Levante, que perdió el sábado ante el Real Madrid. Sin duda, el protagonista de la tarde de domingo fue Osasuna.

Los navarros, en el primer partido de José Luis Mendilibar al frente del equipo tras la destitución de José Antonio Camacho, se impusieron con solvencia al Espanyol 4-0, resultado que les concede un alivio clasificatorio en detrimento del Real Zaragoza. Por su parte, el Almería empató contra el Deportivo en el último suspiro y el Málaga, aún colista, logró un empate de mérito ante el Villarreal, un equipo que ha dado aire en las tres últimas jornadas a equipos involucrados en el pulso por la permanencia (Levante, Deportivo y Málaga). También el Racing de Santander salió bien parado de la jornada tras imponerse en su visita al Getafe.

En consecuencia, el Real Zaragoza cae al antepenúltimo lugar de la clasificación con 23 puntos. Le siguen, en orden descendente, el Almería, con 21 puntos, y el Málaga, farolillo rojo, con 20 puntos. Tras esta jornada, la frontera de la permanencia la delimita el Levante, con 24 puntos, uno más que el Real Zaragoza. Con 24, un puesto más arriba de los granotas está el Sporting, próximo rival del equipo aragonés. Si los de Aguirre vencen el próximo sábado en su desplazamiento a Gijón, abandonarían la zona de descenso, escenario que no ocupaba desde la jornada 19, al cierre de la primera vuelta del campeonato.

Enemigos en alza

La cuesta abajo en la que ha entrado el Real Zaragoza no es lo peor que han dejado las tres últimas jornadas. La incandescente pelea por el descenso no permite tregua y son varios los equipos que se mueven en la actualidad en buenas dinámicas, resurgiendo con notables resultados. Son los casos, por ejemplo, el Racing de Santander, Sporting de Gijón u Osasuna.

Los cántabros han ganado los dos partidos desde que Marcelino García Toral se hizo cargo del equipo. Ahora aventaja al Zaragoza en cinco puntos (el Racing es12º). Mientras, el Sporting de Gijón ha atado dos empates, dos puntos, a priori inesperados: empatando en casa ante el Barcelona y fuera contra el Valencia. Y Osasuna también comienza a notar los efectos del cambio de entrenador después de la imponente goleada al Espanyol. José Luis Mendilibar deberá ratificar esa reacción en los próximos partidos.

Si enero era el mes crucial para el Real Zaragoza si quería mantener vivas sus opciones de permanecer en Primera y logró el objetivo, febrero se presentaba con el periodo ideal para rellenar el casillero de puntos en vistas a un calendario que se empinaba. De momento, las cosas no están yendo bien.

Etiquetas