Despliega el menú
Deportes

SIN ENTRADAS

"Me voy a Sudáfrica a la aventura"

David Cebollada, zaragozano de 36 años, va a cumplir su sueño de ir a un Mundial. Va a pasar su mes de vacaciones en Sudáfrica.

David Cebollada, zaragozano de 36 años, se va a Sudáfrica mañana.
"Me voy a Sudáfrica a la aventura"
LAURA URANGA

El sueño de David Cebollada, zaragozano de 36 años, es ir a un Mundial a animar a la Selección. Y lo va a cumplir. Se ha cogido su mes de vacaciones y se va mañana a Sudáfrica. Solo tiene el billete de avión de ida y vuelta, y cuatro noches en un hostal en Durban, la primera ciudad en la que juega España (el día 16, contra Suiza). No tiene entradas ni planes claros, pero está deseando que el avión despegue ya.

"La gente dice que estoy loco, pero hay que aprovechar las oportunidades de la vida. Mis amigos no podían venir y he decidido ir solo. Me voy a la aventura. Ya he viajado más veces solo, soy abierto y me gusta conocer gente. Espero conseguir entradas allí y buscaré sitios baratos para alojarme. El hostal de Durban me cuesta 16 euros la noche. Dinero no tengo mucho; ilusión, sí", cuenta.

Mañana se va a Madrid y su vuelo a Sudáfrica sale en la madrugada del lunes. A las 11.30, llegará a Johannesburgo y de ahí volará con una compañía barata local a Durban. "El primer partido es con Suiza. No creo que haya tantos suizos y españoles allí como para llenar el estadio. Confío en que sea fácil y barato conseguir entradas", apunta. Después, si quiere ver a la Selección española, le tocará viajar. "El segundo partido es en Johannesburgo y el tercero, en Pretoria. Y si quedamos primeros de grupo, hay que desplazarse 1.000 kilómetros, a Ciudad del Cabo. Iré impovisando y haciendo turismo", señala.

David tiene mucha fe en España, pero si eliminan a la Selección, tiene un plan B: "Me reengancharé con Argentina. Soy fan de Maradona, desde que lo vi por la tele en el Mundial del 82. ¡Es el más grande! Me apasiona tanto el fútbol que a mi hijo, de 5 años, le puse Diego Armando. A él también le gusta mucho el fútbol, juega desde los 3 años en el Olivar, nació dando patadas a un balón", afirma orgulloso.

Quedan horas para empezar su aventura. En su maleta no faltan una camiseta de la Roja, una bandera de España, varios cachirulos y un diccionario ("hablo inglés regular", reconoce).

Etiquetas