Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

"Voy a llegar muy en forma al tramo final"

Ondrej Starosta volvió a hacer "dobles figuras" (12 puntos y 10 rebotes) en el último partido disputado por el CAI. El checo ha perdido peso a instancias de su técnico y anuncia un rendimiento en auge.

El CAI Zaragoza lleva siete victorias consecutivas y, lo que es más importante, exhibe un nivel de juego que por calidad y regularidad confirma su candidatura a la ACB. Aunque el éxito obedece sobre todo a la fuerza del grupo, uno de los nombres destacados de las últimas semanas es el checo Ondrej Starosta. El pívot rojillo atraviesa un buen estado de forma, como confirmó con sus "dobles figuras" en el último partido ante Beirasar Rosalía.

El internacional checo metió 12 puntos y capturó 10 rebotes, a lo que añadió la intimidación propia de una torre de 215 centímetros que amedrenta a los rivales en su circulación por la pintura.

"Físicamente me encuentro muy bien. He bajado un poquito de peso como el entrenador quería, así que me siento fenomenal tanto física como psíquicamente", reconoce el cinco del equipo aragonés.

Starosta es consciente de que está en un momento dulce, y esa inercia positiva la quiere trasladar a la recta final que afronta el equipo. "Llevo dos o tres partidos haciendo dobles figuras, pero quiero hacer esto de aquí al final de Liga porque es la manera de ayudar al equipo lo máximo posible en el objetivo del ascenso", asegura.

El viernes el equipo juega en la cancha de La Laguna, bautizada como un infierno por el ardor que manifiestan sus seguidores, por lo volcadas que están las gradas sobre la pista y por un dato que algo querrá decir: sólo han ganado dos equipos allí en lo que va de temporada.

"Es muy importante vencer este partido fuera de casa y en una cancha caliente", admite Starosta, que apunta una de las claves para que no haya sorpresas desagradables: "Estar muy concentrados desde el principio, no como en el partido del pasado domingo".

El CAI tiene un repertorio variado en la parcela ofensiva y las rotaciones también le ayudan a construir sus diferentes sistemas defensivos, por eso Starosta está convencido de que "tendremos opciones en ataque y ganaremos el encuentro".

Sin embargo, confianza y prudencia no están reñidas en el discurso del checo: "Es una cancha difícil en la que, como ya se ha dicho, solo han ganado dos equipos este año; pero a partir del viernes serán tres", matiza.

Lo más probable es que el partido no se parezca mucho al de la ida, en el que los caístas ganaron por un cómodo 96-69: "En la ida nos resultó sencillo, pero si hacemos las cosas bien y cada cual cumple con su trabajo, lo normal es que no tengamos problemas", concluyó.

Óscar González, resignado

Por otra parte, el base madrileño Óscar González, se mostró resignado ayer ante la pérdida de protagonismo que ha sufrido en el equipo a raíz de su lesión en el tobillo. Ahora es Turner quien rota con Lucas Vitoriano.

"Yo estoy muy contento porque hemos ganado un partido más y estamos cerca del objetivo. Si el 16 de mayo estamos en la ACB, voy a ser muy feliz al margen de los minutos que yo esté en pista", reconoció el jugador rojillo, que poco a poco espera recuperar su mejor forma para que Curro Segura cuente con él lo que estime.

Etiquetas