Despliega el menú
Voleibol

El Club Voleibol Teruel, a la conquista de Francia

Tras la victoria ante el Chaumont en la ida de la segunda eliminatoria (3-2), el equipo aragonés aspira a rematar el pase.

Los jugadores del CV Teruel celebran un punto en el pasado duelo contra el Chaumont.
Los jugadores del CV Teruel celebran un punto en el pasado duelo contra el Chaumont.
Antonio Garcia/Bykofoto

El CV Teruel está desde este lunes en la ciudad francesa de Reims para intentar rematar esta tarde, a partir de las 20.30, el pase a la tercera y última ronda eliminatoria previa a la fase de juego de la Champions League, la máxima competición europea. El equipo naranja, que el pasado martes venció en casa y ante su afición al potente Chaumont VB  con un 3-2, confía en que el partido de vuelta de este martes le sea favorable y se alce con una victoria definitiva que le permita subir un escalón más.

No lo tendrán fácil los chicos de Miguel Rivera, como este lunes mismo admitía el técnico naranja. "Será un encuentro difícil y sufriremos", reconocía el preparador, quien no descartaba que el partido, al máximo nivel de juego, tenga que resolverse con un cuarto set de desempate ante la igualdad de fuerzas de ambos equipos. El choque tendrá lugar en el complejo deportivo René Tys, de Reims.

Ya en Los Planos se vio la complejidad del encuentro entre el vigente tricampeón del voleibol español –la temporada pasada se alzó con la Supercopa, Copa del Rey y Superliga– y uno de los mejores equipos galos. El marcador del pabellón deportivo turolense, a 3-2, daba dos puntos a los locales y uno al Chaumont VB. Esta renta de un punto puede irle muy bien a la escuadra francesa esta tarde, al jugar en su propia cancha y arropado por toda su afición, lo que sin duda le dará aún más empuje y seguridad.

Para contrarrestar el factor cancha del que disfrutará el Chaumont, el CV Teruel afronta el partido "con muchísima ilusión por lograr la clasificación", explicaba Miguel Rivera. "Vamos a sufrir –reiteraba–, pero ganas no nos van a faltar".

El equipo turolense atraviesa un buenísimo momento que le hace mantener la moral muy alta. Venció al belga Lindeman Aalst en la primera ronda eliminatoria de la Champions League y no va por mal camino con el Chaumont. En la liga regular también está brillando, sobre todo después de que en el partido del pasado domingo en las Islas Baleares aplastara al Urbia Voley Palma,  favorito de esta temporada e imbatible en su casa para el CV Teruel –hasta ahora–, con un 3-0.

Estrategia

Con el fin de volver a Teruel con la victoria bajo el brazo, el equipo ha analizado en profundidad dónde intentó el Chaumont hacerle daño en Los Planos y ha diseñado una estrategia capaz de neutralizar la agresividad del rival. Toda la plantilla se encuentra bien físicamente y aunque tuvo que subir al avión rumbo a Valencia y luego a París –a 30 kilómetros de Reims– nada más terminar el partido en Palma –sin pasar por Teruel y sin apenas descanso–, los jugadores no están acusando el cansancio, explica Rivera.

"No veo caras de sueño entre los jugadores", afirmaba por teléfono el presidente del CV Teruel, Carlos Ranera, mientras viajaba este lunes a mediodía en autobús junto con toda la plantilla naranja desde el aeropuerto de París a Reims. "El ánimo está muy alto y el equipo está muy motivado, con mucha confianza en sí mismo y con ganas de hacer un buen trabajo", subrayaba Ranera.

"Nosotros vamos a Reims con una victoria de antemano. Son ellos los que ahora tienen que ganarnos", reiteraba el presidente del club. Carlos Ranera explicó que, a diferencia de lo que este lunes ocurría en Teruel, donde el temporal invernal dejó nieve en las montañas, frío y un fuerte viento, en Francia reinaba el "buen tiempo".

Etiquetas
Comentarios