Despliega el menú
Voleibol
Suscríbete

20º aniversario

Teruel, más que nunca, existe en el voleibol

El Club Voleibol Teruel empezó hace justo veinte años. Han conseguido grandes éxitos deportivos y mantener el espíritu de "Teruel existe".

Celebración del cuarto título de Superliga
Teruel, más que nunca, existe en el voleibol
JORGE ESCUDERO

El Club Voleibol Teruel empezó hace justo veinte años siendo la ilusión de dos amigos, unidos por una afición común y por una ciudad poco acostumbrada a que se cumplan los sueños.

Hoy han puesto el nombre de esta ciudad, de poco más de 35.000 habitantes, en lo más alto de una competición oficial nacional, consiguiendo hace una semana su cuarta Superliga consecutiva, y pelean por hacerse un hueco en las competiciones europeas.

De los 164 socios que estuvieron en el nacimiento del club en 1991, hoy han pasado a más de 1.300, un respaldo sin precedentes en esta provincia que responde a la gesta del club.

Es el primer equipo turolense en llegar a la máxima categoría de un deporte colectivo, y lo ha hecho consiguiendo títulos. Respaldados por una ciudad que se vuelca, este club ha hecho mucho por mantener vivo el sentimiento de "Teruel existe".

Como casi siempre, ni en sus mejores elucubraciones el presidente José Luis Torán imaginaba un club con tanto éxito como el que hoy hace feliz a la "marea naranja" con la Liga FEV que le condujo a la elite. A partir de ahí, acumula cuatro Superligas conseguidas consecutivamente desde la temporada 2008-2009, dos copas del Rey (2011 y 2012), una Supercopa de España (2009), así como un subcampeonato de Copa del Rey (2009).

El Caja3 Teruel, nueva denominación del Club Voleibol Teruel esta temporada que con anterioridad era CAI Teruel, es en la actualidad el mejor equipo español de voleibol sin discusión, y la enconada rivalidad que mantiene con un equipo mítico como Unicaja Almería polariza a todos los aficionados a este deporte en España.

A los triunfos aragoneses en la competición doméstica hay que sumar la participación del club en la máxima competición europea, la "Champions" del voleibol, en la que no han conseguido títulos pero que ha hecho posible que por el pabellón de Los Planos hayan pasado en los últimos años algunos de los mejores equipos europeos.

Las riendas de este proyecto las guía como presidente José Luis Torán, uno de los padres de la entidad junto a Antonio Giménez.

Ambos se conocieron en un curso de entrenadores de nivel provincial que impartía Antonio y ahí germinó el proyecto común que unía la afición que se vivía en Teruel, sobre todo en dos centros escolares de la ciudad.

El 12 de septiembre de 1991, con 1.380.000 pesetas (8.294 euros de hoy) nació el club, básicamente "para dar salida a todos los chavales que jugaban y despuntaban en su categoría, pero que no tenían un equipo de referencia", explica a Efe Torán.

El salto a la máxima competición fue en la temporada 2005-2006, aunque Torán recuerda como momento clave para la historia de este club el comienzo de siglo.

"Habíamos subido de categoría pero no tuvimos el respaldo institucional ni social para mantenernos, así que preferimos no ascender, y en dos años habían desaparecido el equipo de chicos y el de chicas. Estuvimos a punto de desaparecer", recuerda.

Fue momento de empeño y tesón para sacar adelante un equipo masculino "que disputó el ascenso y empezamos a subir".

Después llegarían más triunfos y los apoyos económicos, pero si algo ha querido siempre mantener este club es a su afición.

"Cuando renunciamos a la categoría aprendimos muchas cosas, que los pocos aficionados que teníamos había que mantenerlos, cuidarlos y mimarlos mucho", dice.

Así, añade Torán, "fuimos creciendo, solidificando esa relación con la afición y haciendo que cada vez más gente se uniera a la 'marea naranja'".

"Recuerdo cuando se jugó la fase de ascenso que el pabellón de los Planos de Teruel se llenó, entonces la gente se lo empezó a creer", recuerda el presidente.

Ahora, el Club Voleibol Teruel es profeta en su tierra. Los turolenses reconocen y premian sus éxitos, y este fin de semana recibirán la Cruz de San Jorge que otorga la institución provincial.

El club les devuelve este cariño con títulos e implicándose en la vida de la ciudad.

Pero este deporte acusa también la actual coyuntura económica, que en esta temporada se llevó por delante a los equipos de voleibol FC Barcelona, SPiSP de Tarragona y a un histórico como Palma Voley, con uno de los mejores palmarés nacionales a sus espaldas.

"Es un momento difícil, de supervivencia, en el que no podemos pretender grandes cosas sino tratar de sobrevivir y aguantar el temporal", afirma Torán.

Para ello, los directivos tendrá que seguir dedicando al club el tiempo libre que les dejen sus propios trabajos, y "trabajar más y con menos dinero", cuidando siempre a la cantera.

Construir un equipo de primer nivel implica hacer una plantilla internacional, que prácticamente hay que rehacer cada año "porque cuando ganan aquí títulos los clubes de otros países se interesan por los jugadores", señala el presidente.

Pero el interés por cuidar la cantera se fomenta ofertando siempre a los nuevos jugadores la posibilidad de dirigir un equipo de base o, al menos, estar en disposición de impartir alguna conferencia a los más pequeños.

En la actualidad, el Club Voleibol Teruel proporciona entrenadores a todos los colegios de la ciudad y algunos de la provincia, y cuenta con cinco equipos, masculinos y femeninos.

Además del primer equipo profesional, hay dos de categoría sénior y otros dos en categoría juvenil, "y ninguno de la cantera recibe ninguna subvención, así que todos deben vivir de lo que genera el primer equipo", sentencia Torán.

Etiquetas