Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Gastronomía

sd huesca

Visita al campo maldito

El centrocampista Juanjo Camacho avanza con el balón, en el entrenamiento de ayer del Huesca.
Visita al campo maldito
F. PAULES

El Huesca se vuelve a vestir de visitante, a moverse en un estadio extraño y ante un público que pivota entre el poco apego y la indiferencia. Vamos, el escenario en el que mejor está respondiendo esta temporada y le está dando la vuelta a la tendencia de las dos anteriores en Segunda. El Huesca malcarado con el gol en El Alcoraz deja paso al Huesca demoledor como visitante. Esta vez, en una cita especial con el Córdoba y El Arcángel (18.00, Aragón TV). Alrededor de estos dos conceptos se ha establecido casi una mitología con origen en la fase de ascenso de 2007 y continuidad en los dos duelos en la categoría de plata.

Habrá que romper clichés y estadísticas. Es hora de que los azulgrana hinquen el diente a un enemigo que siempre les ha derrotado en la tierra de los califas. Y habrá que dejar de establecer diferencias entre el conjunto de casa y el de fuera. El Huesca es uno, juegan siempre los mismos (más o menos) y, superado el primer cuarto de la competición, hay que dejar de mirar el dónde y atenerse a sumar puntos para llenar el zurrón. Una bolsa que engordó con la recuperación de octubre y presenta vías de escape; se está solo un punto por encima de los puestos de descenso cuando, hay que estar de acuerdo con Onésimo, los oscenses han acumulado méritos para atesorar una situación bastante más desahogada.

Córdoba puede suponer una plaza pintiparada para seguir sumando, como ya se logró ante el Xerez (1-3) y el Barcelona B (1-3) en los dos anteriores desplazamientos. Con cuidado y matices. Los andaluces han mostrado en el comienzo del campeonato el carácter de rivales directos; se les otea a un punto de distancia. Ambos contendientes comparten modales, presentan arrestos para escaparse de la zona peligrosa pero, por unas cosas u otras, no terminan de vislumbrar un futuro tranquilo.

Ansiedad

Los oscenses arrastran la pesada piedra de no haber vencido en su campo (tres puntos de quince). Los cordobeses cumplen un mes sin ganar y han acumulado cuatro empates por el camino. Las declaraciones de sus futbolistas durante la semana han denotado cierta ansiedad, y parece que El Arcángel no termina de comulgar con el nuevo proyecto de Lucas Alcaraz.

El Arcángel? Fuente de desdichas para el Huesca. De frente con el equipo blanquiverde, los altoaragoneses no se levantan. Perdieron 2-0 en el 'play off' de ascenso y por la mínima (2-1 y 1-0) en la Liga. Estas dos últimas ocasiones, marcadas por la expulsión de los respectivos porteros, Eduardo y Miguel, ambos de forma injusta. Ahora, tal y como están las cosas, parece que ya toca ganar en Córdoba.

El Huesca acude hoy a El Arcángel, donde siempre ha perdido, con el reto de cambiar su mala racha en Córdoba

Etiquetas