Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Viento a favor

.

Edmilson protege el balón ante la presencia de Juca, durante el partido de ayer jugado en Riazor.
Viento a favor
EFE

Se allana el camino hacia la salvación. El Real Zaragoza conquistó ayer un triunfo vital para la permanencia, en Riazor, y afrontará los tres últimos compromisos de Liga en una situación mucho más beneficiosa. Aunque mantiene la misma distancia con los puestos de descenso -el Tenerife ganó y sigue a 2 puntos-, la jornada resultó muy favorable para los intereses del conjunto zaragocista: porque incrementa su ventaja con el Valladolid (4 puntos) y el Málaga (2); porque supera, por fin, al Racing de Santander en la clasificación; y porque, además, se acerca decididamente al Sportig de Gijón y al Almería, ambos a un solo punto de los aragoneses.

La lucha por eludir el descenso, cuando apenas restan tres jornadas para que finalice la competición, se ha encarecido considerablemente. De momento, son ocho los equipos amenazados aún por el peligro. El calendario, durante este tramo final del campeonato, no ofrece ni una sola concesión. Al contrario, para algunos conjuntos se trata de una cuesta especialmente intensa, de un trayecto tan escarpado como ascendente, de muy difícil tránsito.

Que se lo pregunten al Almería, inmerso más que nunca en un periodo de incertidumbre y desconfianza. De hecho, presenta actualmente un bagaje desalentador: sumó ayer una nueva derrota, en esta ocasión ante el colista, y acumula nueve jornadas consecutivas sin ganar. Su negativa trayectoria le condena al sufrimiento, puesto que su ventaja con el descenso se ha reducido drásticamente. Los almerienses quedan a sólo tres de la decimoctava posición, ocupada ahora por el Tenerife; y visitarán las Islas en la penúltima jornada. Un riesgo de gran envergadura.

También el Sporting de Gijón, tras empatar en Málaga, soporta una situación angustiosa, de acentuados temores y permanentes suspicacias. Al igual que el Almería, apenas una victoria le separa en la actualidad del Tenerife. Y tiene el 'golaverage' perdido con los tinerfeños...

Mientras, el Racing de Santander sigue con su preocupante proceso. Golpeado repetidamente por las dudas y por sus propios errores, sus actuaciones más recientes reflejan el estado de un equipo abatido, inquieto y desencantado. Ayer ofreció una imagen desalentadora en Tenerife, con una derrota muy significativa. Después de haber ganado un único encuentro en las últimas nueves jornadas, apenas dos puntos le separan actualmente del infierno. El cuadro cántabro ha quedado retratado, más que nunca, como un sólido aspirante al descenso.

Por su parte, el Valladolid y el Málaga, con dos importantes tropiezos -empataron en casa-, ofrecieron también síntomas muy negativos. Sobre todo porque el Xerez y el Tenerife se resisten a morir. El conjunto andaluz se sobrepuso ayer a sus numerosas ausencias y, con un gol en el último suspiro, alcanzó una victoria indispensable para conservar la fe. A cuatro puntos de la salvación, sigue creyendo en la gesta. Y el Tenerife, con tres victorias en los últimos cuatro partidos, también continúa vivo. Permanence a dos puntos del Real Zaragoza, pero con el 'goleverage' particular a favor de los aragoneses. No hay tregua.

Etiquetas