Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Vía libre a los fichajes

La inestabilidad del banquillo en los últimos días ha cambiado las intenciones del club. La marejada vivida tras el despido de Víctor invita a la cúpula a buscar nuevos alicientes.

"Cualquier petición de Ander, se le hubiera concedido de inmediato. Llámese jugadores o lo que sea". Agapito Iglesias, el accionista de referencia del Real Zaragoza, pronunció esta contundente frase anteayer en la rueda de prensa posterior al adiós de Garitano como entrenador del Real Zaragoza.

El contexto en el que fue emitida por el empresario soriano se circunscribe al intento de demostrar con ella que los dirigentes del club intentaron de todas las maneras que Ander Garitano reconsiderase su postura y se echase atrás en su intención de dejar el cargo de entrenador solo siete días después de haberlo asumido, cosa que no fue posible.

Pero el fondo de la idea que puso en circulación Agapito con esta afirmación evidencia un giro en las intenciones matrices que, desde hace más de un mes, se vienen manifestando desde las altas instancias del club respecto de su actitud en el mercado invernal de fichajes que se abrió el 1 de enero y que se cierra el próximo día 31.

Con esta aseveración de Iglesias, se ha pasado del negro al blanco, de la negativa perenne a incorporar nuevos jugadores a la plantilla para reforzar alguno de los puestos más necesitados a la vía libre para que el área deportiva de la sociedad realice alguna contratación de última hora antes de que finalice el mes.

No hay objetivos claros como punto de partida, como por otra parte es norma habitual en un mercado muy reducido como es siempre el de enero. Pero, en contra de lo que se ha venido argumentando desde mitad de diciembre, ahora sí que se están mirando los diferentes escaparates del fútbol europeo por si se halla en ellos alguna pieza útil que pueda apuntalar la plantilla a partir de la semana que viene.

Irureta habló de fichajes

No escapó Javier Irureta, el nuevo técnico zaragocista, a la pregunta de rigor en la que se le pedía su opinión sobre si ve necesaria la incorporación de algún futbolista. Su respuesta, siendo mesurada, evidenció que ha sido un tema abordado con los responsables zaragocistas en las conversaciones previas a su llegada al club aragonés. "La verdad es que los días que quedan de mercado son pocos. Creo que, en principio, hay un potencial dentro de la plantilla, sobre todo si se recuperan determinados jugadores, como para tirar adelante esta temporada", respondió Irureta con diplomacia.

Realmente, como ya se comentó por parte de Garitano hace escasas fechas a su llegada, lo que en el club se consideran realmente 'refuerzos de invierno' son las inminentes recuperaciones de Matuzalem y Generelo, futbolistas que, a causa de sendas lesiones importantes, apenas disputaron los primeros cuatro partidos de la temporada y han estado fuera de órbita cuatro meses.

Pero si, a partir de ahora, los responsables deportivos del club encuentran un defensa central o un hombre de banda (preferentemente la izquierda) que dé el perfil mínimo exigible para reforzar al Zaragoza y las condiciones económicas de su incorporación son asequibles, se estudiará seriamente su fichaje o cesión.

Etiquetas