Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Una visita para ser repetida en mayo

El alcalde recibió en su despacho al presidente, al entrenador y al capitán del CAI
Una visita para ser repetida en mayo
CAI ZARAGOZA/RAMÓN COMET

Era una tradición que se había descuidado, esa de la recepción en el Ayuntamiento, pero el CAI Zaragoza volvió ayer a la casa de todos los ciudadanos y fue recibido por su máximo representante, el alcalde Juan Alberto Belloch. Allí estaba la plantilla al completo, el cuerpo técnico, el presidente Reynaldo Benito, los consejeros, demás trabajadores del club y algunos representantes de los patrocinadores. En la visita siempre se respiró en el ambiente el ascenso a la ACB y todos coincidieron en el deseo de volver a verse allá por el mes de mayo ya con el objetivo en el bolsillo.

Belloch recibió a presidente, entrenador y capitán en su despacho, con los que departió durante unos minutos. Posteriormente saludó al resto de jugadores y se dirigió al respetable. "La afición de Zaragoza merece volver a la segunda mejor liga del mundo. Este es el deseo y el Ayuntamiento, en la medida de sus posibilidades, prestará el apoyo que consideréis oportuno".

Pero no se quedó ahí, y expuso las dos claves del éxito: "Yo no sé mucho de baloncesto pero en esta vida solo se puede triunfar con dos elementos: trabajo y humildad. Con esa fórmula podremos celebrar en abril o en mayo vuestro ascenso, que será nuestro ascenso".

Por su parte, el presidente del CAI quiso agradecer a la institución "el apoyo que nos habéis dado a un equipo que siempre ha llevado con orgullo el nombre de Zaragoza por toda España y ojalá que lo llevemos algún día por Europa". A continuación protagonizó la anécdota de la jornada con un 'lapsus linguae' al afirmar que la mayor ilusión del club es "volver a esta casa, la de los zaragozanos, dentro de ocho años (cuando quiso decir ocho meses), con el trofeo de campeones de la LEB, esperemos que por última vez, y brindar a los ciudadanos lo que se merecen". Y cerró su intervención "con un cordial ¡Aúpa CAI, siempre!".

Aclarado el error entre risas, recibió un pequeño 'zarpazo' del Consejero de Deportes Manuel Blasco, quien recordó a la afición y a los patrocinadores "entre los que está el Ayuntamiento, aunque muchas veces no se nos nombre".

Pelillos a la mar. Era un encuentro ilusionante y entrañable para algunos zaragozanos como el técnico José Luis Abós: "Con actos como este me siento cada vez más contento de haber vuelto". Y su capitán, Matías Lescano, sobre el que en su día se habló que podría ser pregonero, aseguró que "no, se me da mejor el baloncesto. Ojalá volvamos aquí a celebrar el ascenso".

Etiquetas