Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

POLÉMICA

Una rueda de prensa que colea

Agné, técnico del Girona, suspendió la comparecencia en Huesca cuando se le recriminó que hablase en catalán.

Agné se saluda con Onésimo antes de que comenzase el encuentro del sábado pasado.
Una rueda de prensa que colea
JAVIER BLASCO

La rueda de prensa que realizó el entrenador del Girona, Raúl Agné -zaragozano de Mequinenza-, tras el partido del sábado en El Alcoraz ha causado un enorme revuelo. Su decisión de suspenderla después de que un periodista local le solicitase que respondiera en castellano una pregunta formulada en catalán -y que había comenzado a responder en esa misma lengua- era ayer tema de discusión en redes sociales y blogs y figuraba en varios medios de comunicación nacionales. Sobre todo, tuvo una gran repercusión en Cataluña, donde varias webs colgaron el vídeo con su intervención. Opiniones encontradas para una polémica que trascendió el fútbol y se acercó a cuestiones lingüísticas y hasta de identidad nacional.

Nunca una intervención tan breve, de 1 minuto y 48 segundos, dio para tanto. El Girona se había impuesto por 0-1 y Agné comenzó respondiendo en castellano a tres preguntas realizadas por informadores locales: «¿Qué resumen hace del partido?», «¿El Huesca qué le ha parecido?» y «¿Le hacía temer que no consiguiera la victoria con las ocasiones que ha malogrado?». Tras estas, se produjeron cinco segundos de silencio. Tomó la palabra una profesional gerundense que se dirigió a Agné en catalán. El técnico comenzó a responder en esa lengua y fue interrumpido por un periodista local que le pidió que hablase «en castellano».

Entonces, Agné aclaró que «contesto una en catalán y después a ustedes en castellano. Ningún problema? Ningún problema». Pero siguió un intercambio de pareceres en el que el entrenador terció. Dijo: «Si fuera inglés, ¿podría hablar en inglés? O? No, no, no lo entiendo. No lo entiendo». Después, más opiniones distintas sobre si había que preguntar en castellano o catalán y cómo responderse. Los gerundenses dijeron a Agné que «daba igual» y que continuase y este zanjó la rueda de prensa: «No, da igual no, da igual no, con el rollo. No hay rueda de prensa». Después, en la zona mixta, Raúl Agné atendió a la prensa catalana.

Parece claro que no hubo un 'pacto' previo entre los medios de comunicación aragoneses y catalanes para establecer un protocolo con las preguntas y respuestas en castellano y catalán. Y si se habló de la cuestión, la descoordinación fue evidente. Tampoco hubo un hilo conductor entre las tres partes, léase un responsable de relaciones con la prensa en el Huesca o en el Girona, que organizara una conferencia que iba a ser bilingüe.

 

Tema del día en Twitter

La cuestión no se quedó olvidada en la sala de prensa del Alcoraz. Ayer, Internet bullía. En la red social Twitter, miles de personas dieron su opinión -entre ellos Marc Crosas, futbolista del Celtic de Glasgow-, y fue uno de los temas principales de discusión a nivel nacional. Preponderó el punto de vista nacionalista. Numerosos usuarios ensalzaron la figura del técnico como defensor del catalán contra «el españolismo». Otros se acordaban de «la corona catalano-aragonesa», o se enfocaba como un «un triunfo de una lengua y un país».

En Facebook se creó una página llamada «Apoyo al entrenador del Girona, Raúl Agné, por expresarse en catalán» que anoche contaba con cerca de 4.000 seguidores. Asimismo, medios nacionales como 'La Vanguardia' o 'Diario de León', portales como Libertad Digital, El Economista o Lainformación.com y prensa deportiva como 'Marca', 'Sport' o 'Palco Deportivo' se hacían eco de la polémica. El vídeo, editado o íntegro, se puede encontrar en Youtube o en la web de la autonómica catalana, TV3. En varias versiones, coleccionó más de 3.000 visitas en pocas horas.

La transcripción de las palabras de Agné desmonta dos de las ideas que circulaban ayer por diversos medios, webs y foros. La más extendida aludía a unas presuntas palabras del preparador: «Si no hablo en catalán, no hay rueda de prensa». Nunca dijo eso. Al menos, en la sala de prensa del Alcoraz. Y varios medios titulaban así sus textos. Precisamente, a esta frase que nunca existió se aferraba el sector catalanista que aplaudía a Agné.

Tampoco se negó a hablar en castellano, como delatan sus respuestas a las tres primeras cuestiones, ni hizo caso omiso a las indicaciones de la prensa local, dispuesto a contestar en castellano después. Raúl Agné nació en Mequinenza (Zaragoza) en 1970 y como futbolista actuó en el Zaragoza B o el Binéfar. Se ha definido como «bilingüe».

Etiquetas