Despliega el menú
Deportes

ESPAÑA 6 - 0 POLONIA

Vencen y convencen

España acalla las dudas de los primeros amistosos y cierra la preparación para Sudáfrica arrollando a Polonia.

Los españoles celebran uno de los goles
Una goleada como aperitivo
EFE

La selección cerró su preparación para el Mundial con su mejor versión futbolística, con goleada y recuperando la confianza del entorno. Fueron seis, pero Polonia se pudo llevar una docena. No conviene dudar de los buenos. Y España es una selección fiable. Lo lleva demostrando los tres últimos años. Bailando a rivales, enamorando a contrarios, enojando a entrenadores. Su juego es hoy una referencia aunque los dos primeros amistosos levantasen una cortina de inquietud. El equipo se encuentra en una fase de aprovisionamiento de fuerzas y de juego.

Polonia lo sufrió en sus carnes. Del Bosque puso sobre el campo el teórico equipo que debe jugar contra Suiza en el debut, salvo Ramos que se quedó en el banquillo por descanso, y quedó patente que la maquinaria tiene todas las piezas en su sitio y bien engrasada. Manda la pelota, el principio de la asociación y la genialidad de los futbolistas más creativos. Iniesta, Xavi y Silva se han convertido en una fuente inagotable de repartir juego y de conceder pases buenos a sus compañeros.

David Villa fue uno de los benefactores en el primer gol. Y el propio Silva en el segundo. Éste último, una obra de arte. En la jugada hubo de todo. Buena ocupación de los espacios, varias paredes al primer toque, una vaselina dificilísima y la generosidad final para marcar a puerta vacía. Una jugada de vídeo para acabar con la pizca que ansiedad que inundó las acciones de los futbolistas españoles en los primeros compases. En dos minutos, España acabó con la presión asfixiante y con el ímpetu de los polacos. Del Bosque adelantó a Xavi hasta la media punta para evitar que el rival acumulase mucha gente en la zona de salida del balón.

Un movimiento de peones que dio sus frutos. Busquets y Xabi Alonso se manejaron para superar la primera línea defensiva y cuando entró en juego Xavi se activó todo el ataque. Sobre todo Iniesta. Fue un puñal en el costado izquierdo. El mejor hasta que dejó el partido porque notó una sobrecarga en la pantorrilla. Y como no había que arriesgar se fue al banquillo español. Antes de la hora, el partido estaba visto para sentencia con los tantos de Xabi Alonso. Incluso en la portería porque Casillas metió una mano para silenciar un debate que a estas alturas era residual. La otra gran noticia fue para Fernando Torres. Volvió 'El Niño'. Jugó unos minutos para coger ritmo y se encontró con un gol que le dará mucha moral.

Etiquetas