Deportes
Suscríbete por 1€

REAL ZARAGOZA

Una factura muy cara

Arizmendi por lesión y Paredes por sanción se unen a las bajas contra Osasuna.

El encuentro disputado ayer en La Rosaleda dejó dos valiosos puntos por el camino, una factura a la que hay que añadir las ausencias que mermarán al equipo el próximo domingo frente a Osasuna. Marcelino García Toral tendrá que volver a recomponer el once inicial para recibir a los pamploneses.

 

La primera pésima noticia se produjo a los pocos minutos de arrancar el duelo. Javier Arizmendi se lesionó al luchar por un balón. En plena carrera notó molestias en el bíceps femoral de la pierna derecha. Fue sustituido por Ewerthon. Hay que recordar que el delantero madrileño había estado dos semanas de baja y se había perdido dos partidos (en Valencia en la Liga y en Málaga en la Copa del Rey) por una elongación en esa misma zona. Pese a que se le realizarán diversas pruebas en las próximas horas, parece muy improbable que esté ausente en las inminentes convocatorias.

 

El doctor Óscar Luis Celada ofreció un diagnóstico de urgencia en las tripas del estadio malagueño: "Se trata de una lesión muscular en una zona muy próxima a la anterior lesión. Habrá que esperar la evolución. Creo que no será una rotura, sino una nueva elongación. El jugador me ha dicho que ha tenido una sensación muy similar a la del partido contra el Almería".

 

¿Puede considerarse precipitado el regreso del ariete? El galeno zaragocista se mostró rotundo: "En el fútbol profesional trabajamos siempre con tiempos muy cortos. Estamos habituados. Esta semana el jugador había entrenado con absoluta normalidad y haciendo el mismo trabajo que sus compañeros. Estamos tranquilos porque sus sensaciones eran buenas. Estaba apto para jugar. Evidentemente hubiera sido mejor esperar una o dos semanas más, pero eso sería fútbol profesional".

 

Otro de los ausentes frente a Osasuna será Javier Paredes, salvo que el club decida presentar un recurso por alguna de las dos tarjetas amarillas que le mostró Rubinos Pérez y este prospere. El lateral consideró "totalmente injusta" la segunda de las cartulinas y señaló que el árbitro "se ha confundido".

Sin el asturiano, el flanco izquierdo de la defensa quedaría huérfano. El misterio de Ivan Obradovic, la otra opción, sigue en el aire. El serbio lleva sin jugar un solo minuto con el Zaragoza desde la tercera jornada, frente al Valladolid. Unas molestias en la rodilla tienen la culpa. Una dolencia que los servicios médicos no localizan. El doctor Celada lo certificó ayer: "Ivan lleva meses con molestias en la rodilla. Hemos consultado a especialistas y le hemos hecho pruebas para valorar el alcance y no encontramos nada importante. Le estamos aplicando un tratamiento de fisioterapia y esperamos que se incorpore al grupo cuanto antes".

 

Habrá que estar atento a Jermaine Pennant, que está muy recuperado de la microrrotura de fibras que sufrió ante el Almería. Todo hace indicar que la cita contra Osasuna volverá a abrirle la puerta de la competición.

Etiquetas