Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ESQUÍ

Una estación familiar

Panticosa, que celebra su 40 aniversario, ha ampliado su oferta a todo tipo de esquiadores y ha creado diferentes actividades para toda la familia. Además, ha programado una serie de semanas temáticas

Aramón Panticosa es la estación ideal para disfrutar del esquí con la familia, gracias a su trato especializado. Dispone de un jardín de nieve, recién remodelado y ampliado, situado al final de la telecabina con capacidad para 40 niños, que están atendidos en todo momento por personas especializadas. Junto al jardín de nieve hay una cinta transportadora y una pista verde, para que los más pequeños den sus primeros pasos.

 

Y además, esta temporada, la estación del Valle de Tena ha creado un programa diario de actividades, para que la estancia de los niños en el jardín sea lo más entretenida y divertida posible. Cabe destacar las manualidades, el maquillaje, los disfraces o los diferntes juegos.

 

Panticosa es, por tanto, un lugar privilegiado para pasar unos días en familia, ya que si los niños son pequeños se iniciarán en la nieve en la zona infantil y los padres podrán disfrutar del esquí por toda la estación. O si se inician en este deporte, disponen de la zona de debutantes de la estación, una de las mejores y más modernas. Pero primero hay que equiparse bien: ropa adecuada, gafas de sol, crema protectora y, lo más importante, los esquís. El alquiler del material, con nuevos equipos, se encuentra en el acceso a la telecabina, en la parte baja de la estación.

 

La zona de Petrosos (para debutantes) está justo al final del trayecto de la telecabina. En este área también se encuentra la escuela de esquí de Panticosa, que ofrece a los mejores profesores para aprender o mejorar la técnica. La zona de debutantes ha sufrido importantes mejoras en los últimos años, como la instalación de cintas transportadoras, muy cómodas para los que se inician en este deporte. En total, para los que comienzan a practicar el esquí, existen cinco cintas transportadoras, siete pistas verdes y alguna azul, todas ellas muy fáciles para empezar a esquiar.

 

Y después de coger técnica y estabilidad sobre los esquís, se suele bajar hasta la silla de Fobas. Pero la jornada no termina con el esquí, ya que hay un variado programa de actividades apreski, que cobran importancia esta temporada ya que Panticosa celebra por todo lo alto su 40 aniversario.

 

Y lo hace, además de los actos propios del cumpleaños que tuvieron lugar el fin de semana pasado, con diferentes semanas temáticas. Ya se ha celebrado una fiesta de México, otra de los años 60 y 70, así como la fiesta del 'Far West'. La próxima cita se producirá este sábado, con una terrorífica fiesta de Bruxas, a partir de las 17.00 en la Plaza de la Telecabina.

 

En febrero de 1970, Panticosa abrió sus puertas a los primeros esquiadores, aunque se empezó a fraguar a final de los años 60, cuando algunos vecinos de la localidad y un grupo de zaragozanos asiduos de la zona quisieron buscar alternativas a la crisis que se estaba viviendo en aquellos años. El pueblo de Panticosa pasó, de dedicarse a la agricultura y la ganadería, a volcarse con el turismo, y todos los vecinos pusieron dinero, en algunos casos a base de vender el ganado del que disponían o algunas tierras, para que este proyecto saliera adelante.

 

Comenzaron con un capital social aproximado de 3 millones de las antiguas pesetas y se creó la sociedad Panticosa Turística S. A. Se pusieron en marcha tres remontes: el telesilla Santa Cruz, aún en servicio, que parte de la misma Panticosa y llega a la cota 1.500; el telesilla petrosos, sustituido en el año 96 por un cuatriplaza y dos telesquís Fobas I, actualmente convertido en un telesilla de dos plazas y el Fobas II.

 

Resulta obvio que la evolución en estos 40 años ha sido muy importante. En 1970 trabajaban en la estación 10 personas, ahora los trabajadores forman una gran familia de 110 miembros. Aramon Panticosa sigue creciendo.

Etiquetas