Despliega el menú
Deportes

Una Copa para mojarse

El Cablescom EWZ se sumerge hoy en la piscina de Alcorcón para afrontar los cuartos de la Copa de la Reina frente a La Latina. Un duelo en el que el equipo de Orizo buscará entrar en las 'semis' por primera vez.

Con la tranquilidad y el sosiego que otorga la buena clasificación doméstica -sexto, tras consumirse la mitad del calendario-, el Cablescom EWZ arranca hoy en la piscina de Santo Domingo de Alcorcón una nueva edición de la Copa de la Reina. El equipo de Francisco Orizo braceará esta tarde (16.00) en aguas madrileñas ante La Latina, un rival al que conocen de sobra y con el que no faltan las ganas de revancha después del varapalo recibido el pasado fin de semana en su piscina.

 

"Vamos con un animo de revancha muy grande. No fue perder el partido, sino la manera en que se produjo", manifestó el entrenador del Cablescom EWZ, Francisco Orizo. Y es que la derrota encajada frente a La Latina el pasado sábado, y el polémico arbitraje recibido, todavía escuece en el seno del club aragonés.

 

El equipo zaragozano acude por sexta vez en su historia, la segunda consecutiva, a una edición de la Copa de la Reina. El objetivo en esta ocasión va un poco más allá que en tiempos pretéritos. La participación en el torneo era ya casi una obligación para un equipo que busca asentarse entre las mejores escuadras del panorama nacional. Ahora el reto se centra en lograr superar el escollo de cuartos de final y figurar así entre los cuatro elegidos para alzarse con el torneo copero.

 

El técnico del Cablescom confía plenamente en el papel que pueden realizar hoy sus jugadoras. "Estamos en condiciones y debemos ganar a La Latina. Lo del pasado fin de semana es un accidente. Lo que nos pasó a nosotros les puede pasar a ellos, porque somos dos equipos muy parejos. El objetivo prioritario es conseguir el pase a semifinales", señaló Orizo. Un hecho lejano hasta el momento, ya que nunca antes el cuadro zaragozano lo ha conseguido.

 

El sorteo de esta Copa de la Reina resultó ser benévolo para los intereses del club aragonés. Sabadell, Mediterrani y Alcorcón son, a priori, las grandes amenazas en esta competición. Entre ellos se reparten los títulos desde que se creara en el año 1997. El Sabadell, vigente campeón y con seis trofeos en sus vitrinas, es el rival a batir tanto por el equipo inicial como por el fondo de armario que atesora. Y el Mediterrani será el primero que se bata con él. El club barcelonés es el segundo favorito por palmarés (cinco Copas). Será, por tanto, un duelo en el que uno de los dos favoritos quedará de primeras apeado del torneo. El Alcorcón, tercero en discordia, con dos trofeos coperos, contará con el apoyo de su público y se medirá en cuartos con el CN Montjuic.

 

Así, los tres 'cocos' están encuadrados en la otra rama del cuadro que ocupa el Cablescom, y sólo podrían verse las caras con las chicas de Orizo en una supuesta final. "Dentro de la dureza que nos podía haber tocado, los tres rivales fuertes van por el otro lado. La rama nuestra se queda un poco más accesible, aunque si logramos pasar a semifinales, tendremos un choque muy complicado, nos toque quien nos toque", según opinó el responsable técnico.

 

En caso de que el Cablescom venciera a La Latina, el contrincante de semifinales saldría del partido que disputan esta tarde Dos Hermanas y Mataró, aunque para Orizo, "el Mataró tiene un 80 por ciento de posibilidades de seguir adelante". En tal caso, el encuentro se jugaría mañana en el mismo escenario (13.30). El entrenador aragonés cuenta con la baja ya conocida desde hace días de Adriana Martínez.

Contento por la trayectoria

Orizo hizo una valoración positiva de la trayectoria que está llevando su equipo cuando ya han transcurrido 13 jornadas de la División de Honor. El equipo marcha sexto con 21 puntos, los mismos con los que cuenta La Latina, quinto clasificado. "La campaña está yendo bien. Las expectativas eran al principio un poco más altas, aunque queda casi media liga por delante. Era un año para asentarnos arriba en la parte alta y, hasta ahora, lo estamos consiguiendo. Nos movemos entre los puestos cuarto y sexto, cuando el año pasado rondábamos el séptimo y el octavo", dijo Orizo. El técnico sentenció: "se están haciendo las cosas despacio, pero bien".

 

Sin duda, una buena oportunidad para seguir creciendo como club pasa este fin de semana por la piscina de Alcorcón. Allí el Cablescom EWZ tiene la oportunidad esta tarde de colarse en las semifinales por primera vez en su historia y de dar un pasito más hacia adelante en el waterpolo nacional. Sin duda, un chapuzón por el que merece la pena mojarse.

Etiquetas