Despliega el menú
Deportes

CICLOTURISMO

Una cita para apasionados

Más de 10.000 aficionados de 24 países se citan hoy en Sabiñánigo en la XX edición de la Quebrantahuesos.

Un grupo de participantes en la prueba de hoy posan sonrientes con sus bicicletas.
Una cita para apasionados
LAURA ZAMBORAíN

Por fin llegó el gran día tan esperado por miles de cicloturistas. La Quebrantahuesos llega hoy a su vigésima edición, y volverá a congregar a más de 8.000 deportistas que esperan impacientes la subida a los puertos de Somport, Marie Blanque, Portalet y Hoz de Jaca. Todo está ya listo, cuidando el más mínimo detalle, para que no surja ningún tipo de problema. Ahora sólo queda que los ciclistas tomen la carretera, que será a partir de las 7.30 de hoy, desde el polígono Sepes de Sabiñánigo. La prueba cicloturista consta de 205 kilómetros y un desnivel acumulado de 3.500 metros. Participarán deportistas de 24 países distintos, entre los que destacan Brasil, Filipinas, Colombia o Venezuela.

Y es que la Quebrantahuesos ya se ha internacionalizado completamente. Por supuesto, españoles, de los que son mayoritarios los procedentes del País Vasco con más de 2.200 participantes. Por otra parte, hoy también tomarán parte los ciclistas de la Treparriscos, considerada como la hermana pequeña de la Quebrantahuesos. Consta de 90 kilómetros con 965 metros de desnivel. En esta edición ha tenido que cambiar su recorrido, debido a las obras que se están desarrollando entre Tramacastilla y Sandiniés. Así que se ha diseñado un itinerario alternativo: nada más atravesar el túnel de Escarrilla, los cicloturistas continuarán hacia Sabiñánigo, por la A-136. Igualmente se modificará el avituallamiento que se situaba en Tramacastilla, ubicándose ahora en la travesía de Escarrilla. La distancia a recorrer se reduce tres kilómetros y desaparece la subida a Sandiniés, que preocupaba a muchos participantes por su dureza, que pese a ser conocida, cogía de improviso a algunos y era punto de mucha atención de mecánicos cambiando cadenas rotas.

Aunque la mayoría son ciclistas que ya conocen de sobra esta prueba por haber participado en otras ediciones, habrá unos 4.000 que la recorran por primera vez. Para que todo esto se lleve a cabo, hay mucha gente detrás que durante todo el año ha realizado un duro trabajo para que todo esté en orden y no haya ningún tipo de problema. Hoy habrá más de 200 voluntarios, que se harán cargo de los avituallamientos, las emergencias o el servicio sanitario. Igualmente las cifras de bebidas y comidas son muy elevadas, ya que hay que dar servicio a más de 8.000 ciclistas. Se cuenta con 23.000 litros de bebida isotónica, 11.000 de coca-cola, 40.000 litros de agua, 750 kilos de frutos secos, 16.000 bocadillos de jamon york y queso y otros tantos de tortilla de patata, 4.000 litros de cerveza, 15.000 raciones de pasta y miles de kilos de fruta.

Pero la Quebrantahuesos no sólo contempla la carrera. A su alrededor se organiza una auténtica fiesta de la bicicleta que atrae a muchos amantes y aficionados de este deporte. Las naves de la comarca del Alto Gállego acogieron ayer la Feria de Ciclismo Quebrantahuesos, así como una exposición de los veinte años de la prueba cicloturista, con fotografías y camisetas de todos estos años. Y, por último, los homenajes. En esta ocasión, en lugar de recordar la figura de un ciclista ilustre, se hizo un reconocimiento más amplio, por lo que se invitó a alguno de los ya homenajeados y a otros deportistas ilustres que representan el espíritu de la Quebrantahuesos.

Nombres tan conocidos como los ex ciclistas Fernando Escartín, Peio Ruiz-Cabestany, Joseba Beloki, Abraham Olano, Tony Rominger, el ex futbolista Luis Enrique, el piloto de rallyes Marc Coma o el periodista deportivo Antonio Lobato, están en Sabiñánigo, con motivo de la prueba cicloturista.

Etiquetas