Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MOTOR

Una carrera a lo retro

Más de 400 vehículos clásicos rodaron en el 'Motorland Classic Festival', entre los que destacaron la mítica Bultaco Cazarrécords y la Honda RS250 de Carlos Cardús.

Uno de los coches en el Motorland Classic festival.
Una carrera a lo retro
MOTORLAND

El asfalto de Motorland permaneció caliente un fin de semana más. Esta vez fueron los vehículos históricos los que regalaron un bonito espectáculo en las instalaciones alcañizanas. Si el sábado fue el turno del circuito de karting con las 6 Horas de Resistencia de Vespas, ayer la actividad se centró en el circuito de velocidad. Más de 400 vehículos entre coches y motocicletas antiguas rodaron por el trazado aragonés.

La majestuosidad de estas máquinas derivó en que una gran cantidad de público se acercara a admirar estas joyas del motor. La lluvia intermitente no impidió que centenares de vehículos dieran un gran colorido a esta primera edición del Motorland Classic Festival. Una cita que coincidió con la celebración del Salón Autoclassic, que tuvo lugar en el recinto ferial de Alcañiz.

En las tandas disputadas, además de estos míticos vehículos, se pudieron contemplar reliquias como la Suzuki RG500 con la que Barry Sheene logró en 1977 el Campeonato del Mundo de 500 cc o una Yamaha OW31 de la antigua categoría de 750 cc, entre otras muchas motocicletas.

En cuanto a automóviles, marcas como Porsche, Ferrari, Jaguar, Mercedes, Ford, Lancia, BMW o Lotus tuvieron decenas de vehículos en pista. También Seat 600, VW Escarabajos o Citroën 2CV salieron a la pista en diferentes tandas.

La mítica Bultaco Cazarrécords pisó el asfalto para ser pilotada por Ricardo Quintanilla, de 76 años de edad, uno de los integrantes del equipo que consiguió en 1960 con esta moto la friolera de cinco récords del mundo. Tras el piloto original, el turno fue para Juan Bultó, hijo de Paco Bultó, fundador de la marca Bultaco.

El también campeón de España de clásicas dio dos vueltas más al trazado aragonés, para poner fin a la andadura de la Cazarecords que, tras algunos actos este año de su centenario, volverá al Museo de Bassella. La moto estuvo escoltada en pista por varias motocicletas Bultaco y acompañada por varios mecánicos del equipo original de 1960. La Ca- zarrécords causó una gran expectación en el box en el que estaba expuesta y fue objeto de numerosas fotografías. También los pilotos y miembros del equipo estuvieron explicando los detalles del modelo y anécdotas de la época que, acompañadas de fotografías y revistas, hicieron del box el principal polo de atracción en el paddock.

Carlos Cardús, a pista

El ex piloto Carlos Cardús conmemora este año el 20 aniversario del subcampeonato del mundo de motociclismo y ayer volvió a montarse encima de una máquina en Motorland. En su palmarés destacan el Campeonato de Europa en 1983 y diversos campeonatos de España. Eso fue antes de dar el salto al Mundial de Motociclismo con la escudería JJ Cobas y, posteriormente, estar a punto de ganar un título con el equipo Honda.

Ayer Cardús quiso celebrar el aniversario rodando con la Honda RS250RF con la que compitió en 1986 en el equipo de Sito Pons. El propio piloto confesó que tiene un gran cariño a esta máquina, ya que fue la temporada en la que Honda decidió darle una moto oficial, con la que más tarde conseguiría el subcampeonato del mundo. El catalán circuló algunas vueltas con su moto y posteriormente alabó la disposición del trazado alcañizano: "Me he sentido muy cómodo en mi moto y me ha gustado mucho el circuito".

Etiquetas