Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Una avispa que encandila

La vuelta a las rayas gualdinegras en la segunda equipación zaragocista ha seducido a los aficionados zaragocistas, que la han agotado en la tienda oficial del club.

Los nuevos colores del club
La tercera equipación del Real Zaragoza será naranja
HA

“Azul y blanco es el color del campeón”. Así reza el himno oficial del Real Zaragoza. Ese que da la bienvenida al equipo en cada partido como local. El mismo que los 11.000 seguidores zaragocistas desplazados hasta el Ciudad de Valencia entonaron a la llegada del autobús del equipo, protagonizando uno de los momentos más emocionantes del fútbol español.

Sin embargo, la marea zaragocista no es tan uniforme en su colorido. Por ello, tan habituales como los colores de la Federación Aragonesa de Fútbol, esos que se escogieron en 1932 para que representasen al principal club de la capital aragonesa, resultan otros no menos tradicionales. El rojo 'tomate' del antiguo Zaragoza y el amarillo y negro del Iberia, ambos usados con frecuencia en los uniformes de respeto.

Sin embargo, son las señas 'avispa' las que han ganado mayor presencia en la incipiente temporada. La camiseta diseñada por Adidas para los partidos como visitante ha calado hondo en la afición, que ya la ha agotado en la tienda oficial del club. “Ha tenido mucha aceptación, tanto que se han agotado. Pronto esperamos recibir una nueva remesa”, afirma Conrado Molina, director de márquetin del Real Zaragoza.

“Es difícil concretar las razones por las que ha tenido tanto éxito. Este año hicimos una presentación y la gente la ha podido ver más. Además, se trata de una camiseta con fuerte implantación histórica”, argumenta Molina.

Nueva tradición

A pesar de ser los colores de uno del principal club fundador del Real Zaragoza, los tonos avispa no tuvieron presencia en la nueva entidad hasta la temporada 1996/97. En aquella ocasión, Adidas decidió rescatar la rayada combinación por primera vez en la historia. Una apuesta se convirtió en un éxito instantáneo.

Lo innovador del diseño, unido a la justificación histórica y el fuerte tirón que tenía el conjunto zaragozano tras la conquista de la Recopa de Europa, convirtieron a la zamarra en un imprescindible de cualquier aficionado zaragocista. Tanto que, desde su aparición, el gualdinegro, en diferentes formatos y tonalidades, eso sí, han continuado ligados al segundo o tercer equipaje de manera ininterrumpida.

No obstante, el formato rayado, el de más solera, no se utiliza desde el leve lapso de tiempo en que la firma aragonesa Mercury se ocupó de vestir al cuadro blanquillo. Aquello fue en la 2007/08 y la elástica rememoraba otro clásico de la entidad zaragozana, aquella que Galleti vestía cuando marcó su celebre gol en la final de Copa de 2004.

Símbolo de protesta

La identificación del amarillo y negro con el Real Zaragoza es tal que, incluso, un grupo de aficionados decidieron adoptar sus tonos como medida de protesta por la situación actual que atraviesa el club.

Nombrados como 'Movimiento Avispa', los seguidores suelen mostrar bufandas y pancartas con dichos colores con la intención de mostrar su disconformidad sin cejar en su apoyo al equipo. Una gama cromática que este año verán reflejada sobre el césped en su manera más tradicional.

Etiquetas