Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

KALISE GRAN CANARIA, 78- CAI ZARAGOZA, 82

Un triunfo que refuerza la ilusión

El CAI recuperó su versión buena para ganar al Gran Canaria, merced a la mejora atrás, su acierto de fuera y al trabajo bajo los aros.

Otro pasito adelante y este, además, con una victoria ante todo un Gran Canaria. El triunfo de ayer del CAI tiene un doble mérito. Primero porque fue ante un equipo consolidado en la ACB y menos de 24 horas después de jugar ante el iurbentia; y segundo, porque se fraguó en una mejoría global del grupo, con una mayor concentración especialmente defensiva y con la aparición de nuevos protagonistas de la plantilla, como Darren Phillip u Oliver Arteaga que fraguaron una buena actuación. La nota discordante en el amistoso fue el "castigo" de Curro Segura a un Rubén Garcés que apenas jugó tres minutos por su actitud en el encuentro anterior.

Mucho mejores fueron las sensaciones que transmitió el CAI desde el salto inicial. La defensa era más agresiva, los tiros entraban, se buscaba siempre la mejor opción... En definitiva, lo que se le exige a este equipo. La sorpresa de encontrar a Iván García en el quinteto inicial (hay que rotar ante la acumulación de partidos y además era su cumpleaños) dio paso a unos minutos de tanteo en el que ambos conjuntos optaron por el triple como mejor vía para sumar. Ya entonces se veía a los de Segura mucho más consistentes que en la víspera ante un conjunto, el canario, que acumula buenos jugadores y años de baloncesto juntos.

La seriedad rojilla quedaba reflejada en su intensidad atrás y, sobre todo, en la continua búsqueda del rebote ofensivo. Y es que ayer los pívots -salvo el testimonial Garcés- quisieron dar un paso adelante. DP sacó provecho de su garra y calidad en la zona contraria, Lewis siguió a lo suyo, sumando sin inmutarse; y Arteaga demostró que puede ofrecer cosas interesantes al equipo. Con sus capturas ofensivas (que no aparecieron en la estadística) y su trabajo cerca del aro ayudó a que el cuadro aragonés se escapara hasta por diez puntos, gracias también a los puntos de Quinteros y Lescano.

El CAI supo apurar sus posesiones buscando al hombre en mejor posición y eso se reflejó en el marcador, cuando en un auténtico festival de triples Matías, Pérez y Lewis sumaban más que el francotirador Alex English. Un pequeño bajón poco antes del descanso fue aprovechado por un habilidoso Savane y un buen triplsta como el ex del CAI Josh Fisher para recortar distancias. Pero, aún así, el partido no pintaba nada mal.

Y se confirmó. Con las ventajas que sacaba Green con sus penetraciones y la solidez de nuevo de DP y Arteaga ante un juego interior canario que no parece nada fiable, los de Segura mantenían el tipo y el marcador a su favor, algo que ya no cambió hasta el final. Era cuestión de administrar los esfuerzos y la renta, y en eso Victoriano tiene mucho que decir y surgió para controlar el partido, serenarlo y llevarlo a un final feliz.

Ni siquiera el arreón final de los de Maldonado puso nerviosos a los rojillos que, esta vez, amarraron su segunda victoria estival, la que refuerza la ilusión ante el inminente reto que significa la ACB.

Etiquetas