Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Un rompecabezas en la portería

Zaragoza. Una de las actuaciones más atractivas -y complejas- que tiene abiertas el Real Zaragoza es la de la portería. Una demarcación sensible que se encuentra, de momento, vacía de inquilinos. El director deportivo, Antonio Prieto, aborda diversos frentes, tal y como explicaba en la entrevista que publicaba ayer el HERALDO: "Con Doblas, no hay acuerdo de renovación, y López Vallejo aún no ha contestado. Ahora, Diego García, del juvenil, pasa al primer equipo; la idea es que si tenemos sólo dos porteros, él sea el segundo; y si tenemos tres, juegue en el filial. Debemos estar tranquilos".

 

Tras la negativa de Toni Doblas -que ya ha manifestado que en las condiciones que le ofrecen no sigue-, se está a la espera de lo que responda López Vallejo. Y el navarro, de momento, se lo toma con calma, algo que ha creado cierto desconcierto en los despachos zaragocistas.

 

El conjunto aragonés ya se ha desprendido de los dos porteros del segundo equipo, Zaparain y Dorronsoro, lo que explica que Prieto se refiera al juvenil Diego García como el único portero con el que en la actualidad cuenta el conjunto aragonés para iniciar la pretemporada en Navaleno. El joven portero es una apuesta para apuntalar la portería del primer equipo.

 

Mientras tanto, los responsables del área deportiva tienen vuelta la mirada a Italia. En el Lazio milita el guardameta argentino Juan Pablo Carrizo, por quien ya ha reconocido Prieto que se interesa el Real Zaragoza.

 

La opción del argentino está vinculada a la negociación que se lleva a cabo para desprenderse del brasileño Matuzalem. La búsqueda de una salida para el futbolista, cedido en el Lazio, es una prioridad para la entidad; y su futuro puede estar unido al de Carrizo, con posible destino en el Real Zaragoza.

 

Con semejante panorama, es natural que Marcelino muestre una singular atención por el curso de las negociaciones que se desarrollan para una demarcación fundamental. El asturiano es partidario darle continuidad a Javier López Vallejo, un guardameta del gusto del entrenador que, además, ha mantenido un muy buen tono mientras se ha encargado de ocupar la puerta -hasta que le entregó el relevo a Toni Doblas-.

Antes de iniciarse la pretemporada, el Real Zaragoza dispone de tres semanas para resolver una cuestión de fundamento en el seno del equipo. Antonio Prieto, de cualquier forma, ya anuncia que en Navaleno el equipo dispondrá de guardametas; y de guardametas de calidad. Para entonces, habrá de resolverse el rompecabezas de la portería.

Etiquetas