Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

OPERACIÓN GALGO

Un "plante" para "limpiar" el atletismo

El subcampeón del mundo de 3.000 metros en pista cubierta, Sergio Sánchez, se mostró partidario de medidas "más contundentes" contra el dopaje, planteando un posible "plante" de todos los atletas como medida de protesta para exigir "la máxima transparencia y limpieza en el atletismo".

La "tibieza" en el contenido de la carta suscrita por un buen número de atletas españoles tras la Operación Galgo le llevó a no firmarla, pese a mantener la misma postura crítica que se presentaba en el escrito por sus compañeros, aunque él fuera más allá y planteara -aunque no fuera aceptado- "no competir hasta que se aclarara todo con inhabilitaciones y sanciones para los culpables".

Sánchez dice sentirse "con la conciencia muy tranquila, porque nunca he formado parte de ninguna red y los méritos me los he ganado en la pista", afirmó, a pesar de que su representante, José Alonso Valero, haya sido una de las personas relacionadas con la presunta trama de tráfico de sustancias prohibidas.

"Tan solo llevo un mes con él como mánager después de romper con el anterior -Miguel Ángel Mostaza- por desavenencias, esa es mi única relación, nunca me sugirió nada y tan solo me comentó que no jugase con temas prohibidos, algo que tengo muy claro yo como mi médico, José Antonio de Paz", señaló.

Las posibles consecuencias de la operación de la Guardia Civil aún en marcha no cree que le vayan a "pasar factura" a pesar de que su presencia en futuras citas competitivas dependa de las contrataciones de su representante.

En todo caso sí quiso romper un lanza en favor de la presunción de inocencia de Marta Domínguez, "a la que me sigue costando creer que pueda estar involucrada en algo así, pero que desde luego no se merece que se la vilipendie cuando ella ha sido uno de los pilares de que hayan llegado muchos patrocinadores al atletismo español", afirmó.

Por eso, pidió para la corredora palentina "un gran respeto", aunque sí exigió "que rueden cabezas para dejar limpio el atletismo y se pueda competir en igualdad de condiciones y no frente a tramposos", señaló.

El plusmarquista europeo de 2.000 y 3.000 metros, que sigue siendo uno de los pocos atletas blancos capaces de plantar cara a los grandes especialistas africanos en el campo a través, aclaró que se le siguen realizando controles antidopaje periódicos y esporádicos, el último el pasado domingo tras el Cross de la Constitución en Alcobendas.

"Cuantos más me realicen mejor, porque se dejará más limpico mi nombre, es un tema que nunca me ha preocupado e incluso he comprendido que se tengan que realizar", declaró.

Etiquetas