Deportes
Suscríbete por 1€

MONTAÑISMO

Un montañero zaragozano se despeña más de 200 metros en la sierra de Chía

Realizaba junto a una pareja una excursión cuando, al tratar de localizar la senda correcta, sufrió el mortal accidente.

La montaña se ha cobrado una nueva víctima. Fernando Cárcamo Cubero, un destacado miembro del club Os Andarines d'Aragón, falleció ayer tras sufrir un fatal accidente cuando realizaba una travesía junto a dos amigos por la Sierra de Chía (Castejón de Sos). El hombre, de 56 años de edad y vecino de Zaragoza, se despeñó más de 200 metros al resbalar o ceder una piedra, informó la Subdelegación de Gobierno en Huesca. Su cadáver fue trasladado al depósito de cadáveres de Benasque.

El suceso tuvo lugar a las nueve y media de la mañana. Fernando Cárcamo poseía una casa en Benasque y solía acudir allí todos los veranos para practicar uno de sus deportes favoritos, el montañismo. Ayer salió temprano con una pareja de amigos para realizar una travesía por la sierra de Chía. Fue justo en el tramo que une el collado de Sahún con la primera brecha de la cresta donde tuvo lugar el trágico suceso.

El hombre, un montañero experimentado, recomendó a los otros dos montañeros que iban con el que esperaran allí un momento. Se adelantó, apuntaron fuentes del operativo, tratando de localizar el camino correcto en el tramo de crestas hacia la Punta de Chía (2.507 metros de altitud). De pronto, el matrimonio oyó un grito. Se acercó al lugar de donde procedía, pero no logró localizar a su compañero, por lo que dio aviso al servicio de Protección Civil del Gobierno de Aragón y este a la Guardia Civil.

Enseguida se personaron en el lugar efectivos de los Grupos de Rescate e Intervención en montaña con base en Benasque. En un primer reconocimiento aéreo, con el helicóptero de la benemérita, enseguida observaron un posible cuerpo cerca del ibón de Chía, a unos 200 metros por debajo de la cresta donde había tenido lugar el accidente. El aparato dejó a los agentes, que iban acompañados por un médico, en el canchal. Pero el facultativo nada pudo hacer por la vida de Fernando Cárcamo Cubero.

El cadáver fue trasladado por los equipos de auxilio hasta el depósito de cadáveres de la localidad de Benasque, informó la Subdelegación.

Siete muertos en julio

Tan solo en este mes de julio han muerto siete personas en el Pirineo aragonés en otros tantos accidentes registrados en alta montaña, por encima de los 2.000 metros de altitud. La mayor parte de ellos (4) se han producido por desprendimientos de rocas, aunque también los ha habido por deslizamientos en neveros (2) o por causas naturales (1).

El número de muertos en accidentes de montaña en 2008 alcanza ya la cifra de 18, un número muy alto si se tiene en cuenta que en todo 2007 fallecieron 19 personas.

Etiquetas