Deportes
Suscríbete

MOTORLAND

Un mes para la acción

Alcañiz se prepara para la segunda edición del Gran Premio de Aragón, prueba del Mundial de motociclismo.

Vistazo general a la recta de meta de Motorland
Un mes para la acción
MOTORLAND

La cuenta atrás se aproxima a su final. Queda solo un mes para que el Mundial de motociclismo regrese a Motorland con motivo de la reedición del Gran Premio de Aragón. En 2010 fue la cita mejor valorada por los pilotos de las tres categorías que dan forma a la competición más importante del motociclismo internacional. En 2011, el evento volverá a poner a prueba al moderno circuito alcañizano, que -con las World Series by Renault y las Superbikes- ha vivido un año cargado de acontecimientos de relevancia. Añádase al calendario el Campeonato de España de Velocidad, que puede considerarse la antesala del magno evento que volverá a pisar el terreno alcañizano en treinta días. El 16 de septiembre, los primeros entrenamientos. El 17, las clasificaciones. El 18, las carreras. Antes, el desembarco de las más de mil personas que conforman la caravana del Mundial.

Repitió el CEV Buckler y, en unas semanas, lo hará el Mundial de motociclismo. La organización cifró en 116.000 el número de aficionados que se acercaron al trazado alcañizano para vivir un acontecimiento histórico, el evento deportivo que ha congregado a más personas en la historia de Aragón. Ocurrió en septiembre de 2010, año inolvidable para la breve historia del circuito, que completó una jugada maestra en tiempo récord. Motorland sacó partido a las dudas generadas sobre Balatonring, trazado que debía acoger el Gran Premio de Hungría. Sus problemas financieros abrieron la puerta a Alcañiz, instalada entonces como plaza de reserva en el calendario del Mundial. La visita a territorio magiar acabó truncándose y, en su lugar, Motorland se volcó con la prueba. Tras meses de preparativos, el Mundial pasó por Alcañiz en un fin de semana intensísimo en el que el Bajo Aragón registró una actividad incesante. Sobre el asfalto, los pilotos degustaron el ingenioso trazado diseñado por Hermann Tilke. En las gradas, decenas de miles de seguidores vivieron un acontecimiento inolvidable.

Tan agradable fue el sabor de boca, el poso dejado, que Motorland acabó encontrando un hueco propio en el Mundial de motociclismo. «Obtener el reconocimiento internacional por parte de todos los estamentos del mundo del motor es un orgullo», declaró Antonio Gasión, consejero delegado de Motorland, tras el anuncio de que Alcañiz repetiría la experiencia. En concreto, el Gran Premio de Aragón se instalará en el calendario hasta el año 2016. Presenta como aval el éxito del pasado año y un pedigrí, la marca Alcañiz, ligado históricamente al deporte del motor.

«La mayoría de los visitantes en el Gran Premio de Aragón estarían dispuestos a volver al circuito en el caso de que se volviera a celebrar el año próximo. Más de 8 de cada 10 se manifiestan así». El enunciado se corresponde a la primera conclusión del estudio de impacto económico realizado por la Cámara de Comercio de Teruel, lo que demuestra que -pese a que el ritmo de venta de entradas era sensiblemente más lento, un 7%, que el de 2010, según se anunció a finales de julio-, la esperanza de los organizadores de alcanzar (e, incluso, superar) las cifras de asistencia del pasado año parece una meta de asequible consecución.

Un evento atractivo

Le sobran atractivos a la cita. En la parcela deportiva, Motorland pondrá en liza puntos valiosos que ayudarán a resolver los títulos de las tres categorías. Al margen de la pugna entre los pilotos, el circuito se enfrentará a una nueva reválida, en la que la cuestión de los accesos volverá a mirarse con lupa.

Los datos del Mundial de motociclismo hablan a las claras de su importancia: 4.000 personas trabajando, más de 320 millones telespectadores que siguen las carreras por televisión y alrededor de 600 profesionales de la comunicación que se desplazan para cubrir las carreras. Motorland volverá a situarse, por tanto, en uno de los escaparates más relevantes.

El circuito alcañizano continúa ampliando su aprendizaje. Con apenas tres años de vida, Motorland ya puede presumir de un dilatado bagaje competitivo. Pronto, las instalaciones zaragozanas vivirán una nueva cita de máxima relevancia: regresa el Mundial de motociclismo. Solo falta un mes para la acción.

Etiquetas