Deportes
Suscríbete

BM Huesca

Un Lobo con piel rojiblanca

Fernando de Andrés jugó en el Atlético de Madrid, próximo rival del BM Huesca. Confía en los oscenses tras su buen comienzo

El extremo Fernando de Andrés, en una imagen de su etapa en el Atlético de Madrid.
Un Lobo con piel rojiblanca
BM ATLéTICO DE MADRID

Cuando hace quince años se fundó el Club Balonmano Huesca, la sección del Atlético de Madrid acababa de desaparecer sepultada por la inviabilidad económica. Así lo decidió Jesús Gil. En el nacimiento del club oscense participó un Fernando de Andrés, el Lobo, de 62 años, que había sido leyenda con los rojiblancos: durante siete cursos se consagró como uno de los mejores extremos de Europa, ganó títulos y actuó asiduamente con la selección española. El domingo se enfrentan los dos conjuntos en el Palacio de Vistalegre (12.30), un choque tal vez impensable hace unos cuantos meses.

Pero el calendario de la Liga Asobal ha situado a ambos a la misma altura en la tercera jornada del campeonato. Más de cuarenta años atrás, un joven Fernando de Andrés, con 20, llegó a la capital tras haber pasado por el Maristas de Zaragoza y el Eguía de San Sebastián, con el que ascendió a la División de honor y debutó como internacional. Con los rojiblancos actuó en dos etapas, de 1969 a 1971 y desde 1975 a 1980. Allí coincidió con históricos como Fernández de Miguel, Medina, Jesús Alcalde o Guerrero. Muchos de ellos, compañeros de la selección. "En los dos primeros años, aunque no ganamos ningún título, siempre optábamos a los campeonatos. Fuimos segundos en la liga y subcampeones de Copa", recordaba De Andrés. Tras recalar en el Barcelona, retornó al Atlético como "un jugador de edad ya media y me encontré con De la Fuente, Alonso, Uría y otros que eran el futuro del club". Una vez que abandonó la entidad, jugaría con la Peña Los Que Faltaban de Huesca y en la cercana Lérida, donde ahora ejerce como docente.

La segunda fase fue gloriosa. "Conseguimos ganar dos Copas y una Liga. Era el capitán y conservo fotografías levantando los trofeos. Fue una época muy activa para mí, hicimos el Preolímpico y la Olimpiada de Moscú en 1980. Sin extranjeros, llegamos a las semifinales de la Copa de Europa y ganamos una Recopa", seguía quien era entonces "uno de los más importantes jugadores de España y Europa".

De vuelta al presente, el BM Huesca se prepara para desafiar a un Atlético "que nunca debió desaparecer, daba títulos y prestigio al club. Quitarlo fue un tremendo error y su vuelta, una magnífica noticia para el espectáculo de este deporte". De Andrés se mostró gratamente sorprendido por el debut de los oscenses con el San Antonio, y elogió que se venciera a "un equipo que el año pasado jugó en Europa, y además por nueve goles. Vi cómo el BM Huesca tenía el partido tan bien planificado y entrenado que llevó la iniciativa en todo momento. Jugó muy agresivo con la defensa 3-2-1, que fue decisiva, y si se sigue así tendrá muchas opciones de mantenerse. Sobre todo, con los partidos de casa".

Dobles sesiones

Por otro lado, la plantilla del BM Huesca sigue preparando el choque con sesiones dobles, por la mañana en el gimnasio y por la tarde en la pista del Palacio de los Deportes. El sábado se ha programado descanso en la víspera del desplazamiento a Madrid para un partido que arbitrarán Antonio Merino y Javier Moyano. Los de José Francisco Nolasco volverá a jugar en casa el viernes 30 de septiembre con el Antequera (21.00) y los colegiados Ignacio García y Andreu Marín. Mañana se presentará el Hotel Abba el patrocinio personal del guardameta Blaz Voncina.

 

Etiquetas