Despliega el menú
Deportes

AUTOMOVILISMO

Un líder en apuros

La falta de recursos económicos podría dejar a Puyo fuera de la Eurocup que lidera

Diego Puyo en una prueba de la Seat León Eurocup.
Un líder en apuros
HERALDO

El pasado fin de semana el alcañizano Diego Puyo se convirtió en el primer piloto aragonés que ha participado en una prueba del Mundial de Turismos. Lo hizo, como invitado, al volante de un Seat León del equipo Sunred. Diego se ganó este derecho al vencer en la segunda prueba de la Seat León Eurocup, competición que, además, encabeza al sacar seis puntos de diferencia a sus dos inmediatos perseguidores, el húngaro Norbert Michelisz y el italiano Massimiliano Pedala.

 

Por ello, en condiciones normales, se podría afirmar sin miedo al rubor que el futuro le pertenece. Pero, preguntado por éste, Puyo se muestra receloso. "Mi objetivo es terminar la Eurocup", ironiza el piloto. Y es que la crisis que tiene en jaque a toda la sociedad también azota al mundo del motor en forma de escasez de patrocinios. "No sé si podré disputar las tres pruebas que quedan de la Eurocup, por lo que, de momento, no me planteo otra cosa".

Futuro incierto

Pero no sólo su futuro más cercano depende de manera directa de temas económicos. Tras su participación en Portugal el alcañizano se ha ganado la licencia para poder competir en el Mundial al año que viene. Sin embargo, el hecho de que sólo existan cuatro equipos oficiales, y que los distintos asientos de estos estén muy disputados, hace que sea muy difícil conseguir una plaza en la parrilla si no es a través de un equipo privado. Algo que, lógicamente, necesita de una esponsorización muy fuerte por parte de alguna empresa privada o institución.

 

Es por esto que Diego echa de menos alguna ayuda de las instituciones aragonesas. "Este es el primer año de mi carrera que me han dicho que me ayudarían, espero que al menos sirva para poder terminar la Eurocup", matiza el piloto. Puyo no puede dejar de ver el caso de Sergio Hernández con cierta añoranza. El valenciano, a la hora de dar el salto al Mundial, contó con el patrocinio de la Generalitat Valenciana, lo que le valió para poder demostrar su buen hacer y conseguir una plaza como piloto oficial en BMW.

Sin problemas en la pista

Dejando a un lado el lado económico, muy importante en este deporte, Puyo consiguió hacerlo muy bien en Portugal a pesar de las dificultades sufridas. "Sólo me dejaron probar el coche con el que iba a correr unas tres horas antes así que, prácticamente, comencé la carrera sin conocerlo". "Pese a que también era un Seat León, el coche del Mundial no tenía nada que ver con el que uso en la Eurocup. Ni el cambio entraba de la misma forma, ni los pedales poseían el mismo recorrido, ni nada", recuerda Diego.

 

Por si fuera poco, el piloto de 24 años tuvo que compaginar las dos pruebas a la vez. "Prácticamente era como bajarme de un coche para subir al otro. No se puede estar compitiendo en dos cosas a la vez así que decidí centrarme en la Eurocup, que es mi categoría", declaró el de Alcañiz.

Aunque el propio piloto puso en duda sus declaraciones. Y es que, aunque no lo admita, él sí consiguió estar en los dos sitios a la vez. Puyo quedó, en la segunda carrera del Mundial, quinto entre los coches independientes y, además, se proclamó ganador del fin de semana en su categoría.

Etiquetas