Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CD TERUEL

Un jugador del Teruel, en la cárcel por robo

Ibrahim Ruiz está acusado de "robo con intimidación". El delantero niega los hechos, pero ha sido despedido del club

Ibrahim golpea el balón, durante un partido del Teruel
Un jugador del Teruel, en la cárcel por robo
DIARIO DE TERUEL

El futbolista del Teruel Ibrahim Ruiz permanece detenido, desde el pasado miércoles, presuntamente por perpetrar un atraco con arma blanca en un bar de la capital turolense.

El jugador, de 27 años, está acusado de un delito de robo con intimidación, actuación castigada con una pena de prisión de dos a cinco años, según establece el artículo 242 del código penal.

Los hechos se produjeron en la madrugada del viernes, día 16, en el bar turolense 'Antojitos', situado en la plaza Bolamar de Teruel. Al parecer, según la versión ofrecida por el propietario del establecimiento, Ibrahim se presentó en el bar a altas horas de la madrugada y se apoderó de 300 euros, tras intimidar al dueño con un cuchillo de grandes dimensiones.

Horas después, el propietario del bar relató el suceso a una patrulla de la policía que circulaba por la zona; pero no se pudo formalizar la denuncia por encontrarse el dueño, aparentemente, bajo los efectos del alcohol. No fue hasta el lunes por la mañana cuando el denunciante se personó en comisaría y presentó la acusación, de ahí que el futbolista pudiese actuar el pasado domingo con el Teruel, en el partido de Liga que enfrentaba al cuadro turolense con el Barbastro.

Una vez interpuesta la orden de busca y captura sobre Ibrahim, el jugador acató el requerimiento policial y se personó el pasado miércoles en comisaría, acompañado por un abogado. El delantero del Teruel fue puesto a disposición judicial tras prestar declaración y, aunque negó su participación en los hechos, el Juzgado de Guardia decretó ayer su ingreso en prisión con carácter preventivo, por no pagar la fianza de 3.000 euros que se le había impuesto.

Mientras, el Teruel anunció ayer, en un comunicado oficial, el despido irreversible del jugador "por motivos extradeportivos". "Son hechos en los que el club no quiere entrometerse ni verse implicado", explicaba la nota del Teruel.

Extrañeza

El arresto de Ibrahim generó una gran extrañeza entre la plantilla turolense, sobrecogida y desconcertada por los hechos que se le imputan a su compañero.

Y aunque todavía no se han esclarecido los hechos, el presidente del club, Inocencio Martínez, fue categórico al respecto: Ibrahim no jugará más en el equipo turolense. "Independientemente de que sea culpable o no del robo, que es un aspecto en el que nosotros no debemos entrar, un futbolista del Teruel tiene prohibido andar a esas horas fuera de su casa. Hemos tomado esta decisión con todas las consecuencias", señaló Martínez, quien insistió en la obligación del club "de permanecer al margen de todo el proceso judicial".

El mismo discurso presentó el entrenador del equipo, Emilio Larraz: "No conocemos con exactitud lo que ha sucedido, ni tampoco sabemos por qué ha podido suceder; pero nuestra responsabilidad nos exige actuar con prudencia y, sobre todo, no entremeternos en la actuación de la justicia", advirtió el técnico, sin disimular su asombro por lo ocurrido.

Larraz no quiso pronunciarse sobre los hechos, y únicamente accedió a hablar de cuestiones deportivas. "Me gustaría recalcar que Ibrahim, como futbolista, siempre ha mostrado un comportamiento intachable. En los partidos y en cada uno de los entrenamientos. Se había integrado desde el primer día y era una persona muy querida en el vestuario", subrayó el entrenador del cuadro turolense.

Ibrahim reforzó al Teruel el pasado verano, procedente del Vilanova, equipo de la Tercera División catalana. Formado en las categorías inferiores del Racing de Santander, el delantero incluso llegó a ser convocado en varias ocasiones con la primera plantilla cántabra, durante la temporada 2001-02. Desde entonces, el atacante ha actuado en el Noja (02-03), el Conquense (03-05), el Vecindario (05), el Barakaldo (05-06), el Santa Eulalia (06) y el Vilanova (06-08), antes de recalar en el pasado mes de julio en la Tercera División aragonesa.

Etiquetas