Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

Un imposible para el Mann Filter

El equipo que dirige Víctor Lapeña perdió en su debut liguero frente al vigente campeón, el Ros Casares de Valencia.

Allison Feaster protege un balón ante De Souza.
Un imposible para el Mann Filter
TONI GALAN/A PHOTO AGENCY

El Mann Filter abandonó Valencia con una contundente derrota (64-45) en el arranque de la competición. Las aragonesas fueron víctimas de la reivindicación del vigente campeón, ya que el viernes perdieron la posibilidad de ganar su quinta Supercopa consecutiva, al caer derrotadas ante el Perfumerías en la Fonteta.

Como es habitual, el partido entre estos dos conjuntos estuvo plagado de acciones rápidas y vistosas ya que ambos conjuntos apuestan por la velocidad.

La defensa del Ros Casares funcionó en el primer cuarto, dejando a las amarillas en apenas nueve puntos. En ataque el equipo que entrena Jordi Fernández se mostró sólido cerca de canasta, sobre todo de la mano de Rebekkah Brunson, que anotó seis puntos en apenas nueve minutos. Sin embargo, las visitantes pudieron mantenerse cerca en el marcador, gracias a los rebotes ofensivos que lograron capturar.

La velocidad de Marta Fernández fue una de las armas exhibidas por las valencianas. La escolta combinó contragolpes y penetraciones para finalizar los rápidos pases que le servía Edwige Lawson. Las de Víctor Lapeña, por su parte, vivieron durante muchos minutos de las segundas oportunidades que le proporcionaron los rebotes de Aneika Henry. Aunque, pese a que Brunson se tuvo que marchar al banquillo tras cometer su tercera falta personal, Ros Casares intensificó su defensa y logró ampliar la renta (31-21). Al descanso, 33-24.

Una canasta de Laia Palau sirvió para rebasar la renta psicológica de los diez puntos al inicio del tercer cuarto. En velocidad, las valencianas se sintieron cómodas, aunque en estático tuvieron algunos problemas más de los habituales. El acierto en los triples mantuvo al conjunto aragonés en dinámica del partido, aunque nunca lo suficientemente cerca como para inquietar al equipo local. Esta derrota no puede minar la moral del Mann Filter.

 

Etiquetas