Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

Un estreno con intriga

La polémica envuelve al Blancos de Rueda, el rival del CAI el domingo, que exige la documentación para dos de sus extranjeros.

El CAI Zaragoza, en una imagen de archivo
Abós: "Mi ilusión para la nueva campaña es afianzar al equipo y mejorar"
OLIVER DUCH

¿Se estrenará el domingo el CAI Zaragoza en la Liga ACB? Es lo que dicta el calendario y lo que exigiría el desarrollo normal de la competición. Y, sin embargo, cae una cierta sombra de duda sobre el duelo que enfrenta a los de José Luis Abós con el Blancos de Rueda de Valladolid. Aún no está claro qué va a pasar el domingo, a las 18.30 en el pabellón Príncipe Felipe.

El conjunto aragonés quiere aislarse de los problemas que envuelven a su rival, pero a nadie se le escapa que es víctima directa de los acontecimientos que se viven en la capital vallisoletana. Y es que la formación castellano leonesa se muestra dispuesta a no jugar y a solicitar una orden judicial por la que se paralice la Liga, que hoy se presenta por todo lo alto en Madrid. Parece que el gesto es una amenaza de difícil puesta en práctica, pero el órdago ya está echado.

Los acontecimientos se han precipitado en los últimos días. Hace tiempo que el Blancos de Rueda se muestra molesto con la Federación Internacional (FIBA) y, de paso, con la Española. El organismo internacional no está dispuesto a tramitar la documentación de dos de los últimos fichajes del rival del CAI Zaragoza, Hervé Touré y Dalibor Bagaric, que no tienen el tránsfer y, por tanto, no van a poder jugar en la capital aragonesa en el duelo ante los de José Luis Abós.

La situación deriva de la exigencia de la FIBA de que el club haga efectivo el pago al ex jugador Lamont Barnes y a sus representantes. La formación vallisoletana se encuentra en situación concursal y asegura que no puede hacer frente al medio millón de euros que le exige el organismo internacional. Esta decisión está, además, recurrida judicialmente.

El Juzgado de lo Mercantil que lleva el concurso del equipo ya ha dado la razón a la entidad y exige a la Federación Española que tramite la documentación para que los jugadores puedan estar en Zaragoza el domingo. En caso contrario han barajado también la alternativa de plantearse jugar en el Príncipe Felipe con juveniles.

 

Trámite complejo

La situación parece tener compleja resolución. Porque resulta muy difícil que se pueda tramitar la documentación, como ya le ocurre al Granada, de Liga LEB Oro, que no puede formalizar la inscripción de su último fichaje.

Y eso que los vallisoletanos ya sabían que no se tramitaría un tránsfer internacional para jugadores procedentes de otras ligas. Algo que no hubiera ocurrido si el equipo se hubiera reforzado con jugadores de la Liga española, debido a las facilidades que ofrece la Federación Española de Baloncesto.

Mientras, el CAI Zaragoza se encuentra inmerso en el centro del huracán informativo sin pretenderlo. Con la ausencia por lesión del escocés Archibald, sigue adelante con la preparación del choque, que es singularmente importante tal y como está perfilado el calendario. Desde su punto de vista, el partido se disputará, aunque más tarde el cuadro castellano leonés solicite una posible impugnación. Ya resolverá entonces la Liga ACB.

La competición, de hecho, se pone hoy de largo en la capital de España, a partir de las 11.30, en la sede de Endesa, el nuevo patrocinador principal de la liga de baloncesto. Lo más destacado de la ACB estará presente en el evento. El espectáculo servirá de pistoletazo de salida de una competición que, en principio, si todo sale como está previsto, se inicia este mismo fin de semana.

Etiquetas