Deportes
Suscríbete

BALONMANO

Un empate y más razones para creer

El Caja 3 reacciona a tiempo y evita la derrota en Guadalajara. Gran imagen del conjunto que entrena Fernando Bolea.

Casanova defiende un ataque del Guadalajara dirigido por De la Salud.
Un empate y más razones para creer
NUEVA ALCARRIA

Galopando de menos a más, jugando a ratitos, defendiendo solo al final, el Caja 3 Aragón facturó un empate más meritorio que la supuesta vulnerabilidad del rival denota. Desde luego, tiene muchos más motivos para sentirse satisfecho el Guadalajara, que demostró entereza y capacidad para volver a intentar salvar la categoría, ese mínimo que se da por hecho en el club naranja y que, sin embargo, representa toda una heroicidad para el cuadro que gestiona Bolea.

La perspectiva del resultado, la visión de la temporada, no son iguales para el Guadalajara y el Caja 3 Aragón. Mientras el conjunto aragonés ha diseñado una planificación para llegar en plenitud a la primavera, donde espera hacerse oír en la Copa del Rey y en la Recopa, el club alcarreño sabe que debe rendir a tope desde el primer minuto de la Liga Asobal. Las victorias ligueras sumarán idéntica cantidad de puntos para ambos, pero reunirá un valor muy superior para el Guadalajara.

Los alcarreños pugnan por salvar el pellejo, por atrapar la permanencia cuanto antes. Su técnico, el zaragozano Fernando Bolea, sabe que debe llegar a tope el próximo día 10 de septiembre, cuando tomen la salida a la Asobal en Vigo ante la Academia Octavio (jugando como ayer, le ganan seguro...). Y luego, si pueden, a superar al Cuenca en casa. E incluso darle un susto de muerte al Granollers, como el año pasado. Bolea necesita puntuar cuanto antes, explotar su limitada plantilla, adquirir seguridad y moral para afrontar un invierno durísimo. Por eso están más frescos, más enteros ahora mismo. Ortega, con más granero, con más banquillo, también conviene que sume; pero las urgencias parecen y son menores. Además, sabe perfectamente que cuando hay que estar a tope será cuando se juegan los títulos, a partir del mes de marzo.

Era obligada la consideración anterior para intrepretar el partido. El Quabit Guadalajara está fino en agosto. Ya lo demostró la semana pasada venciendo en Villar de Olalla al Cuenca (27-28). Equipito apañadito el Cuenca: Paván, Corzo, Capote, Georgescu... Lo dicho, estaban a punto. Ayer también desprendieron dinamismo, hambre, ganas. A su marchica, Fernando se ha montado su historia en La Alcarria. Los pilló en Primera Nacional, ascendió a Asobal, los salvó y los va a volver a salvar. Tiene su mérito. Y contando con jugadores aragoneses. El zurdo Basmalis se ha hecho un sitio, Jorge Gómez Lite demostrará (ya lo demostro ayer) su categoría, y Sergio de la Salud es de largo el mejor jugador del plantel.

Con tres ex caístas, cuatro cañas y tres palos, el Guadalajara salió a competir desde el primer segundo. Partido dinámico, aunque el Caja 3 se lo tomó con más calma. Rentas iniciales de los alcarreños, defensa blandita de los nuestros, excesivas pérdidas de balón, media docena de manos de Jorge Gómez de categoría... El 18-15 al descanso plasmaba la lógica estival. En la reanudación, se lo tomó con más ganicas el cuadro aragonés. Apareció Javi García en el pivote, el brazo de Maqueda, la pausa de Vigo, la casta de Casanova, la velocidad de Sorli, por fin compareció Malumbres. El chaval Cristian Postigo, que tan excelente encuentro desarrolló en Autol el pasado viernes, también se hizo notar. A la carrera igualó el marcador a falta de dos minutos. Javi García engordó los méritos que está acumulando en la pretemporada y estableció el último empate. Aún tuvo tiempo el Guadalajara para ganar, pero Pablo, enorme en los minutos finales, detuvo la última bola. Mucha emoción y ningún punto. Más rodaje. Más esperanza. Más ilusión. Estamos en pretemporada, pero también vale.

Etiquetas