Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NIEVE

Un descenso de foto

La estación de Formigal ha abierto esta temporada la Nissan Prove It, un circuito adaptado a todos los niveles de esquí y en el que se combina el eslalon, con peraltes y un salto final.

Imagen del circuito de eslalon de la pista Nissan Prove It de Formigal
Un descenso de foto
HA

Una pista multiaventuras. Es lo que tiene el esquí actual. Los responsables de las estaciones invernales se desenvainan todas las temporadas las neuronas para ser cada vez más atractivas. No llevan el lema impreso, pero poco les falta: "El que no innova se queda fuera". En España, el esquí es sinónimo de ocio, más que de deporte, y por eso hay que dar respuesta a la adrenalina. Y es en este contexto donde encaja la pista Nissan Prove it, ubicada junto al snowpark, a la salida del telesilla Sallent.

 

La estación de Formigal contactó con Nissan Internacional -central en Suiza- y se une a las de Tignes y Verbier -pesos pesados del esquí europeo- en un tipo de pista singular. ¿Y qué atractivo tiene la Nissan Prove it? Pues que se trata de un descenso en el que se combina el eslalon, los peraltes y un salto final que 'muere' con una secuencia de 10 instantáneas del esquiador que se las puedes bajar de internet, desde el iPhond... y gratis. Y eso, para quien quiere engordar su curriculum, colocar la foto de fondo de pantalla del ordenador o subirla a la impresionante red social gracias al facebook implica que el éxito de la pista se dé por hecho.

 

La principal cualidad de la pista es que está adaptada para todos los niveles. Un niño en cuña la puede bajar, porque el objetivo es que pase el mayor número posible de esquiadores. En Tignes se estima que descienden por una similar un millón de esquiadores. La cifra es inalcanzable aquí, pero no que se trate de un reclamo bastante poderosos para que sean muchos esquiadores las que la bajen. Quizá el reclamo de entrar en el sorteo de un Nissan Qashqai ayude a que sean muchos los que la desciendan.

 

La construcción de la Nissan Prove it requiere de mucho trabajo y mucha nieve. Construir los elementos que la caracterizan implica el sutil trabajo de los maquinistas que deben tener en cuenta las condiciones de inclinación y pendiente ligado siempre "a la seguridad y a la diversión del cliente", matiza Calzada.

 

Manuel Bruned, uno de los jóvenes que están al pie del cañón, explica que el cliente, cuando salta, es 'capturado' en 12 imágenes, se le da un ticket irrompible con un código para bajarse del facebok -Nissan Prove it- las instantáneas. Eso sí, si quiere pasar a la posterioridad debe descender los jueves, viernes, sábados y domingos.

 

Para que esta pista se ubicara en Formigal, detrás hay un trabajo arduo. "Que desde Suiza se fijen en España y dentro de las estaciones españolas en la nuestra, sin duda, es un orgullo", señala Javier Calzada, del departamento de marquetin de la estación altoaragonesa. El pasado mes de diciembre, responsables de Nissan acudieron a esta estación del valle de Tena. El proyecto, la filosofía del centro invernal les cautivó. Y no es para menos. La cabaña de la Glera, el poblado indio, el descenso en trineos tras cenar en Cantal, el propio restaurante Cantal con su singular decoración... son valores en alza que dejan ese sabor de querer volver por estos lares.

Etiquetas