Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

S. D. HUESCA

Un alto peaje

El Huesca lleva tres expulsiones en cuatro partidos y todas ellas muy discutibles. La directiva prefiere no alzar la voz todavía

El Huesca sigue invicto y es una gran noticia. El equipo oscense es décimo en Segunda, una clasificación que satisface después de un mes de Liga. Sin embargo, este brillante despegue no debería ocultar unos arbitrajes que han ayudado poco o nada al conjunto de Antonio Calderón.Más bien han restado, porque sufrir tres expulsiones en cuatro encuentros y que todas ellas hayan sido por lo menos dudosas supone una losa muy pesada para un recién ascendido en vías de adaptación.

El Huesca ha terminado con diez jugadores en el estreno contra el Castellón, en el segundo partido en casa contra el Éibar y el pasado domingo en el Heliodoro Rodríguez. Camacho, Roldán y Helguera han sido las víctimas, respectivamente. Ninguno de los tres cree que su expulsión fuera justa. Las imágenes de televisión les dan la razón.

"A mí me dio el balón en el brazo, que lo llevaba pegado. Pero fue el balón el que vino a mí y no al revés. El árbitro interpretó voluntariedad y me echó, pero se equivocó en su apreciación", dijo Camacho sobre esa acción que dejó al equipo con diez antes del descanso frente a un conjunto de la categoría del Castellón.

"El jugador del Éibar se dejó caer. Vino hacia mí pero yo no hice nada por derribarlo. No sé si era falta pero desde luego no era de tarjeta", opinó Roldán sobre la jugada que le obligó a abandonar el terreno de juego y puso en peligro la victoria sobre el cuadro vasco.

"Mi expulsión ha sido injusta. Es que ni lo toco. Se deja caer, el asistente pita falta y entonces el árbitro se ve obligado a sacar amarilla porque el futbolista del Tenerife ya se marchaba". Helguera reflejaba con esta resignación la jugada que lo mandó a los vestuarios en Tenerife, una expulsión sin la que el Huesca tenía todos los boletos para haberse llevado los tres puntos en lugar de uno.

El presidente del club, Armando Borraz, no ha querido cargar las tintas sobre los colegiados. Prefiere pensar que "se han equivocado varias veces en contra nuestra y ya está". Ninguna de las expulsiones ha sido clara, "pero no creo que eso signifique una voluntad de perjudicar al Huesca".

En la misma línea argumental se manifestaba el vicepresidente y director deportivo, Agustín Lasaosa. "Pagamos el peaje del recién ascendido. Habrá que esperar hasta que tengamos un poco más de peso y quizá la cosa cambie", señaló el dirigente azulgrana.

Entre los futbolistas, la creencia de que las decisiones han sido erróneas no admite dudas, "pero nadie quiere pensar que se trate de alguna cosa rara contra nosotros. Simplemente se han sucedido errores de los colegiados que nos han perjudicado y ya está", admitió el navarro Jon Erice.

Tan aclaratorias resultan las imágenes de la expulsión de Helguera en Tenerife que la directiva del Huesca, esta vez sí, se ha decidido a presentar alegaciones al Comité de Competición con el propósito de que este no dictamine hoy un encuentro de suspensión para el jugador cántabro.

El club ha solicitado a Aragón Televisión las imágenes difundidas sobre expulsión de Helguera, en las que se aprecia con claridad que el lance no es merecedor de la segunda tarjeta amarilla. Con las alegaciones presentadas por escrito más el envío urgente de las pruebas visuales, la directiva azulgrana confía en que no haya sanción a Helguera, un jugador que, pese a llegar a última hora, ha encajado de manera sobresaliente en los planteamientos de Calderón.

Etiquetas