Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

S.D. HUESCA

Últimos exámenes para el Huesca

Los azulgrana visitan hoy La Muela (18.30) y mañana se enfrentan al Villarreal B.

Los plazos son inexorables y dentro de una semana comenzará el sueño de la Liga Adelante para la Sociedad Deportiva Huesca. Apenas siete días. Se acaba el tiempo para hacer pruebas y los azulgrana encaran una doble este fin de semana: hoy se enfrentan a La Muela en la localidad zaragozana (18.30, con las cámaras de Aragón Televisión en directo) y mañana recibirán al filial del Villarreal en San Jorge (19.00). Dos rivales inferiores a los que se debe ganar, pero eso es lo menos importante. Lo crucial de ambas citas es que se espera la versión más aproximada del Huesca que debutará en la liga con el Castellón.

Ese es el afán del cuerpo técnico que encabeza Antonio Calderón. Tal como anhelaba el gaditano, sus jugadores llegarán frescos a los dos encuentros después de una semana más relajada de lo habitual; hubo descanso el lunes por la tarde, el martes y ayer por la tarde. Frescos y alerta. Saben que se trata de las últimas oportunidades para ganarse la titularidad. Calderón tiene claro, más o menos, el once con el que se recibirá a los blanquinegros en el Alcoraz el próximo fin de semana. Eso pese a las ausencias que se han sufrido en las últimas horas. Sorribas y Corona no se entrenaron tampoco ayer por sus respectivas dolencias.

A ellos se sumó en la sesión matinal celebrada en Grañén Jaume, quien sí estará presente en La Muela a pesar de que ayer se resintió del pie derecho al no haberse tomado los antiinflamatorios a los que se ha habituado. Mientras, se espera que Dorado y Rigo vayan adaptándose poco a poco al ritmo de competición.

Calderón quiere que los futbolistas acudan al duelo del próximo fin de semana con el Castellón habiendo disputado "90 minutos completos y con un nivel alto", señalaba ayer. La Muela es un equipo de Tercera y el Villarreal, de Segunda B, lo que no justificaría un Huesca poco competitivo hoy y mañana. "El equipo tiene que asumir los fundamentos que hemos estado trabajando durante todo este tiempo para poder moverse con garantías en Segunda", seguía. Ayer, sin ir más lejos, el entrenador azulgrana siguió corrigiendo movimientos tácticos en las segundas jugadas y en los apoyos en bandas. Estos días también se pondrá de largo el presumible 4-4-2 con el que se iniciará la competición.

Calderón lo matizaba: "La única diferencia sería jugar con tres o cuatro defensas. A partir de allí, lo demás son variantes. Los rivales no exigirán jugar de una forma u otra, unos serán más ofensivos y otros más defensivos. Habrá que estar preparados para todo". Sin Corona ni Sorribas, lesionados, más Rigo y Dorado aún lejos de su mejor forma, el Huesca cuenta con 20 futbolistas para estos dos exámenes finales, para los que Calderón reconoce que hay variedad y calidad para elegir en todos los puestos. "Estamos contentos con la plantilla", añade, con 24 fichas y la posibilidad de completar el cupo con un lateral izquierdo que podría ser Ripa. "En principio, queremos reservar una ficha para el mercado de invierno y hay gente que puede ocupar con garantías esa posición", considera.

Etiquetas