Deportes
Suscríbete

TENIS

Tsonga, campeón del Masters Series de París

Con un punto de saque directo, impulsando la bola a una velocidad de 227 kilómetros por hora, el francés Jo Wilfried Tsonga, que este lunes aparecerá como número 7 de la clasificación mundial, derrotó al argentino David Nalbandián, defensor del título, por 6-3, 4-6 y 6-4 en dos horas. Así quedaba sentenciado el Masters Series de París para satisfacción plena del público francés que llenaba el pabellón de París-Bercy.

El triunfo de Tsonga le reportó un premio de 363.600 euros, además de alcanzar plaza para participar, a partir del próximo domingo día 9, en la Copa Masters de Shanghai, que supone el cierre de temporada en el circuito ATP Tour. El tenista galo consumó su segundo título del año tras haber conseguido adjudicarse meses atrás el torneo de Bangkok (Tailandia) al vencer en aquella final al serbio Novak Djokovic.

El saque fue arma fundamental para Tsonga ante Nalbandián. A lo largo de la final sumó nada menos que 25 puntos de servicio directo. Con ese recurso superó situaciones comprometidas para sorpresa de su más experimentado rival. Era el primer partido entre ambos. El argentino mantuvo el tipo e incluso dominó los nervios.

Tsonga, por su parte, sacó provecho de su raquetazo de derecha, con el que cubrió errores cometidos con su revés.

La ejecutoria de Tsonga en esta edición del torneo francés está dibujada por sus victorias sobre Stepanek, Djokovic, Roddick, Blake y Nalbandián. El argentino de Córdoba llegó a la final con sus triunfos frente a Kiefer, Del Potro, Murray y Davydenko.

El tenista de Le Mans, localidad en la que nació Tsonga, no había jugado nunca contra Nalbandián. Preparó el encuentro con su entrenador y después, sobre la pista, desarrolló la táctica proyectada. Se trataba de mover al sudamericano lo más frecuentemente posible y aplicar el golpetazo de derecha para tratar de despegarse en el marcador. Tsonga se mantuvo fiel al sistema perfilado y pudo coronar el mayor éxito de su carrera. Este año, además de lo de Bangkok, fue finalista del Open de Australia y semifinalista en Adelaida, Casablanca y Lyón. Culmina, pues, la temporada con todos los honores para satisfacción de sus padres, que presenciaron el partido.

Con ese fulminante saque que tiene no le faltarán nuevas oportunidades de victoria en torneos de gran relieve. Su victoria en París le permite escalar siete puestos en la ATP (del 14º al 7º), con lo que se convierte en el mejor francés del escalafón mundial. Además, se aseguró su presencia en el 'torneo de maestros', junto a Nadal, Federer, Djokovic, Murray, Davydenko, Roddick y Del Potro, aunque el español será sometido este lunes a una ecografía que determinará de forma definitiva si participa o no en Shanghai.

Etiquetas