Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA 79-78 BILBAO BASKET

Triunfo de mérito

El CAI se llevó el trofeo Mas Monzón al derrotar a un Bilbao Basket correoso, talentoso y físico a pesar de sus ausencias.

Toppert inicia jugada en el duelo de ayer.
Triunfo de mérito
JOSé LUIS PANO

Este partido y este triunfo sí que es de los que cuentan, de los que valen de cara a la moral del CAI Zaragoza. Su triunfo de mérito sobre el Bizkaia Bilbao Basket le dio la victoria final en el trofeo Mas Monzón. Pero eso no era lo importante, lo fundamental era tumbar a un cuadro con notables ausencias como las de Raúl López, Grimau, Hervelle y D’or Fischer, pero que contaba con un bloque correoso, talentoso y físico que se conoce perfectamente de la campaña pasada. En un duelo duro y que no se resolvió hasta la última jugada, los de José Luis Abós cerraron con una destacada alegría este periplo de tres amistosos consecutivos. Buenas sensaciones finales. Lo mejor de la semana.

Ya se sabía. En nada se iba a parecer el encuentro ante el Bizkaia Bilbao Basket con el disputado la víspera frente a un apático Estudiantes. Y quedó claro desde los primeros instantes. De inicio, porque los árbitros comenzaron con un concierto de pito impropio de un duelo de pretemporada. El gran damnificado fue Rafa Hettsheimeir que en apenas un minuto ya había sido sancionado con dos faltas en ataque y tuvo que irse al banquillo.

Las hostilidades arrancaron pronto y desde ese primer parcial se pudo ver un choque duro. El cuadro vasco sigue fiel a su estilo de la campaña pasada, con jugadores rocosos y una fortaleza física que le hace desnivelar las contiendas.

Pero no sólo eso. Los de Katsikaris, además de fuertes, son talentosos y entienden el baloncesto que quiere aplicar el técnico griego. Así, cuando pueden, corren de la mano de Jackson, Blums o el ex rojillo Josh Fisher, y en estático juegan grandes continuaciones hacia la canasta. Si a eso se le une la poca claridad ofensiva de los rojillos, pues con el 8-14 Abós tuvo que pedir tiempo muerto.

Fue la peor fase de los aragoneses. Mientras el Bizkaia Bilbao Basket movía el balón de lujo y casi siempre el veterano Kakiouzis (que ayuda a los vascos esta pretemporada) culminaba las acciones, los ‘locales’ no se enteraban ni de por dónde les daba el aire.

Hasta once abajo llegó a ir el conjunto zaragozano, en el que únicamente Archibald parecía lo suficientemente ‘vivo’ como para sumar desde dentro de la pintura. Tal era el panorama que los enfados de Abós por la facilidad del rival de obtener ventaja en cada jugada dieron sus resultados. pareció la muñeca de Toppert, la intensidad y la defensa subieron un punto y el CAI sólo se fue seis abajo al descanso.

La igualdad fue la nota predominante en la segunda mitad, que arrancó con una ovación a Aguilar tras secar el parquet con la mopa. Era el preludio de un triple que parecía conducir a su recuperación. Pero no. El bueno de Pablo sigue ‘out’. Nadie se escapaba. Y es que si los de Katsikaris golpeaban con grandes acciones de bloqueo y continuación, los rojillos tenían en la fortaleza de Archibald y en la capacidad de Cabezas para forzar faltas sus armas más peligrosas y efectivas. Pero en un duelo así, eso no es suficiente.

Para vencer hacía falta alguien más, y se unieron a la causa Burtschi y Wright. El primero asistía con genialidad al segundo y después ambos anotaban sus respectivos triples para darle la vuelta al electrónico y poner a los suyos al frente (60-59). Era un partido que había que ganar. No es que fuera una obligación, pero las cuatro importantes bajas bilbaínas harían que una derrota doliera más de la cuenta. Quizá por ello al arrancar el último parcial el CAI_se ofuscó. No vio el camino del aro y se acercó al abismo peligrosamente.

Pero una vez más estaban Archibald y, sobre todo, Cabezas, para empeñarse en sacar la situación adelante. Ellos controlaron al grupo en el tramo final y la guinda la puso Bracey Wright.

Está llamado a ser el hombre fundamental de las ofensivas rojillas y ayer dio la primera muestra. Uno abajo y 30 segundos por jugar. El balón le llega y sin dudarlo se la juega para anotar la canasta del triunfo, una victoria que llegó gracias al siguiente fallo de Mumbrú, y una alegría de verdadero mérito. El CAI sigue dando pasos adelante, aunque su rival de ayer apunta a que estará mucho más arriba. Tiempo al tiempo.

Ficha técnica

CAI Zaragoza (79).- Cabezas (15), Stefansson (2), Toppert (10), Hettsheimeir (9) y Fontet (3) -cinco inicial-, Wright (13), Almazán (3), Van Rossom (5), Archibald (11), Burtschi (3) y Aguilar (5).

Bizkaia Bilbao Basket (78).- Jackson (11), Blums (0), Mumbrú (14), Banic (10) y Hampl (0) -cinco inicial-, Fisher (5), Mavroeidis (14), Kakiouzis (14), Sánchez (2) y Vasileiadis (8).

Parciales: 13-19, 22-22, 25-18 y 19-19.

Árbitros: De la Maza, Peruga y Rial. Eliminaron por faltas al rojillo Hettsheimeir y al visitante Blums.

Incidencias: tercer encuentro del Torneo MasMonzón, disputado en el pabellón Los Olímpicos ante unos 400 espectadores.

Etiquetas