Despliega el menú
Deportes

TONI DOBLAS

"Si el Zaragoza me hace una oferta, debería firmar"

La semana que viene termina su compromiso con el Huesca y, un año después de su salida en falso, vuelve a ser uno de los candidatos para ocupar la portería del Real Zaragoza.

Toni Doblas saluda a un seguidor del Huesca, ayer al regreso del viaje de Vigo.
"Si el Zaragoza me hace una oferta, debería firmar"
RAFA GOBANTES

Ya se ha acabado la temporada en Segunda División y felizmente para el Huesca. Queda usted liberado para dedicir su futuro.

Así es. Yo tenía claro que lo primer era dejar al Huesca en Segunda por muchas cosas. Por agradecimiento a este club por haberme sacado del paro. Por el cariño que me han mostrado los oscenses desde que llegué. Y porque para mi curriculum hubiera sido un palo muy grande descender a Segunda B.

El Real Zaragoza necesita porteros y piensa en usted una vez más.

Es cierto que, en diciembre, hubo una posibilidad de que volviera al Zaragoza, pero no se consumó al estar comprometido con el Huesca. Ahora, lo único que sé es que están buscando hasta dos porteros y que mi nombre ha salido a colación. Pero nada más. De verdad.

El Zaragoza ha esperado a que la liga acabase. Mucho más en las circunstancias en las que ustedes han jugado los últimos partidos.

Quizá sea por eso que no sé nada. Pero puedo decir con rotundidad que mi representante no ha hablado ni una sola vez con el Zaragoza por ahora.

Antonio Prieto ha estado en el Alcoraz y en Villarreal viéndoles recientemente. ¿Habló con usted?

Ha venido varias veces este año. Sí que he hablado con él, pero no del posible fichaje por el Zaragoza.

Después de su salida en falso del Zaragoza hace un año, ¿se plantea usted un regreso?

En el fútbol no hay que tener rencor. En ese momento no llegamos a un acuerdo y ya pasó. No solo fue un problema económico. También influyó que el entrenador se decidió por López Vallejo y, como venía Carrizo, yo tuve que irme. Yo no guardo rencor nunca a nadie. No es mi manera de ir por la vida.

Entonces no es descabellado pensar que usted puede volver a ser portero del Real Zaragoza.

Claro que no. Yo termino contrato en unos días con el Huesca y quedo libre. Tengo ofertas de varios equipos de Segunda y estoy a la espera de decidir la que me parezca mejor, incluso a ver si sale alguna de Primera.

Suena para el Xerez, también para el Levante y hasta para retornar al Betis, su casa. ¿Es eso lo que más le apetece, volver al sur?

Sí, hay posibilidades. La gente que me quiere desea que vuelva allí. Pero desde el Betis como club tampoco me han hablado aún en firme, es algo parecido a lo del Zaragoza.

¿Existe alguna opción de que renueve con el Huesca?

Hubo posibilidades hace un tiempo, pero aquí estoy lejos de mi familia. Y por las cantidades económicas que mueve el Huesca, prefiero irme más cerca de casa. La gente tiene que entender que debo aspirar a un poco más por puro amor propio.

¿Qué plazo temporal se marca para decidir su nuevo equipo?

Ahora tengo muchas ganas de desconectar del fútbol y de la tensión de la liga. Quizá diez días. Supongo que será con el inicio de julio cuando el mercado empiece a moverse. Ahora bien, ojalá haya una oferta buena mañana o pasado y la cierre. Así me iría de vacaciones tranquilo. De todos modos, tras dos veranos de nervios como llevo, no voy a darme ningún mal.

El Real Zaragoza ha de apresurarse porque dentro de 20 días inicia la pretemporada en Soria y no tiene porteros. Igual su oferta es la primera en el tiempo.

Si un equipo como el Real Zaragoza te hace una oferta que entra en tus planes, creo que debería firmar enseguida. Después de mis experiencias anteriores, tengo claro que más vale pájaro en mano que ciento volando.

¿Le molesta que, cuando se habla del Zaragoza, siempre parezca que usted vaya a ser el suplente de otro?

Con 29 años que tengo, esto no me puede afectar. Si tuviera 22 o 23, sí me dolería. Lo que sé es que el Zaragoza tiene que firmar a dos porteros y ninguno tendrá la vitola de titular de inicio. Carrizo venía de primero supuestamente y, al final, jugó López Vallejo y, después, Roberto. Lo de las etiquetas no cuenta. Es cuestión de trabajar y aprovechar las oportunidades. En el Zaragoza fui suplente y al final me convertí en indiscutible.

Para volver al Zaragoza, ¿sería necesario que la oferta fuese superior a la ridícula que le hicieron el año pasado y que usted rechazó?

Claro. Lo que más me dolió de aquel momento es que no tuve posibilidad de negociar nada. Era aquello o nada. No admitieron cláusulas por partidos, ni incentivos de ningún tipo. Ví que no había reciprocidad, que me estaban invitando a irme. Yo sabía que el portero que venía iba a ganar tres o cuatro veces más de lo que a mí me querían dar. Y no acepté.

Etiquetas