Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Tensa espera en la operación de venta del Real Zaragoza

Agapito Iglesias sigue esperando a que la parte compradora le presente los avales que garanticen su solvencia.

Agapito Iglesias, presidente y accionista mayoritario del Real Zaragoza, junto a Javier Porquera, director corporativo y consejero del club.
Tensa espera en la operación de venta del Real Zaragoza
ESTHER CASAS

La operación de compraventa del Real Zaragoza ha entrado en las últimas horas en un periodo de espera, acompañada, en todo caso, por la tensión propia de quienes viven el proceso en primera persona, los representantes del fondo soberano de Dubái, que aquí son la parte compradora, y Agapito Iglesias, que a este respecto ocupa la posición de parte vendedora.

El actual presidente y accionista mayoritario del Real Zaragoza Sociedad Anónima Deportiva sigue sin firmar el contrato de compraventa de la entidad, documento sobre el que ha estado trabajando durante las últimas semanas su mano derecha en Codesport, Javier Bazaco, junto a los abogados que ostentan en Zaragoza la representación del capital-riesgo dubaití.

Antes de llegar a ese punto, al justo momento de la firma de la transacción del club, Agapito Iglesias quiere cerciorarse en primera persona de la solvencia financiera de la oferta de compra. Para ello, solicita que los compradores le presenten avales de Credit Suisse, procedentes de su sede central, radicada en Zurich (Suiza), que garanticen los montantes de dinero sobre los que se está negociando en nombre del fondo soberano dubaití.

Javier Abad, quien podría ser el próximo presidente del Real Zaragoza, y que el pasado jueves partió rumbo a Suiza para este propósito, no dio ayer señales que indiquen nada públicamente acerca de este particular. Ni Abad ni nadie de quienes durante estos días han participado en la operación como parte compradora quisieron confirmar la obtención, o no, de los referidos avales.

En este marco, Agapito no firmó ayer el contrato de compraventa, y según fuentes de la negociación tampoco lo hará durante el transcurso del presente fin de semana. Ha abierto un paréntesis para centrar su atención en los aspectos deportivos del club, en particular en el partido de esta tarde entre el Real Zaragoza y el Racing de Santander, habida cuenta de que este partido tiene la potencialidad de acercar al equipo a la zona templada de la tabla clasificatoria.

El máximo responsable del Real Zaragoza, que no quiere verse sometido a mayores presiones en la operación de venta del club, sueña con que el equipo pueda estar más o menos estabilizado en la tabla a corto plazo, sin que padezca riesgos acusados de derrumbe o de descenso, circunstancias que, no en vano, afectan directamente al valor de venta de la Sociedad Anónima Deportiva en cualquier proceso de negociación.

El propio contrato de compraventa del Real Zaragoza que se ha manejado durante toda esta semana contempla expresamente dos precios distintos para el club: uno si el equipo permanece en la élite del fútbol nacional, en Primera División (tres millones de euros más una parte variable), y millón y medio de euros si cae de nuevo a la Segunda División.

La agenda de Agapito Iglesias contempla, además, un encuentro durante la jornada de hoy con el nuevo propietario del Racing de Santander, el magnate indio Aly Syed, que en La Romareda protagonizará su primera rueda de prensa en España como propietario del club cántabro. 'Mister Ali', como ya se le conoce en Santander, es el último y más reciente desembarco de capital extranjero en el fútbol español.

Algunos de los aspectos de esa negociación entre Aly Syed y el Racing se presumen muy semejantes en la presente operación del Real Zaragoza, si ésta se encamina por donde está previsto. Serían zonas comunes, al margen de la entrada de capital foráneo, la asesoría y auditoría de Deloitte, la presencia de alguna intermediación internacional y los avales de Credit Suisse, prestados por su sede central. De hecho, la compraventa del Racing de Santander se cerró definitivamente en Zurich, en las mismas dependencias de la institución financiera helvética.

El siguiente encuentro entre el Real Zaragoza y los representantes en la capital aragonesa del fondo soberano dubaití está previsto para el próximo lunes. Entonces, las dos partes se sentarán de nuevo en torno a una mesa de despacho. Si Agapito Iglesias tiene ante sí las garantías necesarias y suficientes para llevar adelante la operación, es posible que ésta siga adelante. De lo contrario, difícilmente saldrá de los límites en los que entró durante la jornada de ayer y que se prolongarán durante el fin de semana.

Etiquetas