Despliega el menú
Deportes

TRIATLÓN

Sueños de una "ironwoman"

Laura Díaz es la primera aragonesa que entra en la selección nacional de triatlón de verano y mañana se estrena en la Copa de Europa.

Laura Díaz ha cumplido su sueño. Desde los doce años se enganchó a una mezcla explosiva compuesta por la natación, el atletismo y el ciclismo. Su padre y actual entrenador, José Luis Díaz, le metió a ella y a su hermana Sara, el gusanillo en el cuerpo. Ahora lo que empezó como una afición familiar se ha convertido en una forma de vida recompensada. Después de horas de dedicación y esfuerzo, Laura ya pertenece al grupo de los mejores triatletas de verano de España. Y mañana se estrena con la camiseta roja en la Copa de Europa en Pontevedra. "Es un orgullo para mí. Tenía muchas ganas de ir con la selección después de tanto tiempo entrenando", comenta emociona la triatleta del Stadium Casablanca, de 23 años.

De esta forma, se ha convertido en la primera mujer aragonesa en lograr la internacionalidad dentro del triatlón de verano, ya que el pionero de la Comunidad fue Pepe Barbany, en 1995. Además, comienza esta andadura con lo mejor del triatlón de verano, tanto a nivel nacional como fuera de las fronteras españolas. Basta con decir que la lista de la selección viene encabezada por Javier Noya, campeón de Europa y miembro del equipo que representará a España en Pekín. La guipuzcoana Ainhoa Murua, las madrileñas Ana Burgos y Marina Damlaimcourt, la vizcaína Zuriñe Rodríguez y la coruñesa Pilar Hidalgo, son los otros nombres que componen la exquisita lista. "En la selección estoy con lo mejor de los mejor. Por ejemplo, Ana Burgos es una de mis referentes y me encantaría hacerme una foto con Javier Noya que seguro consigue medalla en los Juego Olímpicos", confiesa entre risas.

Su incorporación al equipo nacional coincide con uno de los momentos más dulces de su carrera deportiva. Por un lado, estuvo entre los candidatos al mejor deportista aragonés de 2007, y por otro, ha sido protagonista de una temporada brillante. "Estoy muy contenta por lo conseguido y por llegar a Pontevedra, aunque no he podido prepararme la prueba de a pie ya que he sufrido durante estos meses una lesión en la tibia. Eso sí, me encuentro con fuerzas", comenta con energía, la zaragozana.

Laura se mueve en el entorno del ironman, en su caso ironwoman. Un mito que se hace realidad en esta joven que cuenta con un lujoso e intenso palmarés en 2007. Ha conseguido la octava posición en el Ranking Nacional Individual, la quinta del Campeonato de España de Triatlón sub-23, séptima en el Nacional de Acuatlón y Campeona de la Segunda División de la Liga de Clubes. "La historia de la mujer o del hombre de hierro es algo que está al alcance de cualquiera que haga un poco de deporte", señala modestamente.

Detrás de esta "ironwoman" se esconde una vida sencilla, motivada por la ilusión de saber que hace lo que más le gusta. Estudia Ciencias de la Actividad Física en Huesca y cuando puede saca tiempo para salir con los amigos o para leer "Soldados de Salamina". "A lo largo del día me organizo dependiendo de mis estudios. Antes de dormir me preparo la jornada siguiente y suelo entrenar hasta cinco horas al día", explica Laura.

De los tres ingredientes que mezcla en su día a día tiene preferencia por la natación. Tanto para lo bueno como para lo malo. "Empecé a nadar a los cuatro años y es el deporte al que más tiempo le dedico porque es una disciplina que requiere un roce diario. Salir la primera del agua es fundamental para ganar la carrera, aunque es horrible cuando nos chocamos unas con otras antes de coger la bicicleta", relata.

Almería es su próximo reto, allí asistirá en septiembre al Europeo de sub-23. Para entonces quizá se hable de Laura no como la primera mujer aragonesa que entra en la selección, sino como una de las triatletas más sólidas del panorama nacional.

Etiquetas