Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Suben a 18 los muertos en el K2

Con 18 muertos, el accidente del K2 se convierte en la mayor catástrofe de la historia en el Himalaya. El italiano Marco Confortola se encuentra ya a salvo en el campamento base a la espera de que las condiciones meteorológicas mejoren.

Según las últimas informaciones difundidas por las autoridades pakistaníes y chinas, el número de fallecidos asciende a 18 personas. El montañero riojano Alfredo García, que se encuentra de regreso desde el Himalaya tras coronar el Broad Peak, relató que con esos datos las autoridades darían por fallecidos a varios miembros de una expedición de la que no se tiene noticias desde el pasado dos de agosto ya que "físicamente, es imposible que sigan vivos a más de 8.000 metros". Esa expedición estaría compuesta, principalmente, por norteamericanos, que en el último mes habían coincidido en varias ocasiones con montañeros mejicanos que acompañaban a Alfredo García en su regreso desde el Himalaya a Islamabad.

El alpinista español explicó que se han rescatado a varios montañeros más con congelaciones importantes. El riojano subrayó su "alivio" porque entre las víctimas no hubiera ningún español y destacó que "tras esta catástrofe hay que analizar muchas cosas para que no vuelvan a pasar en el futuro". Alfredo García, explicó que durante la sucesión de accidentes, los montañeros "atrapados" en la el K2 "hicieron cumbre demasiado tarde, alrededor de las ocho de la tarde, y así era imposible descender con seguridad".

Precisamente en ese grupo que descendió más tarde, es en el que hubo varias víctimas "algunas porque trataron de bajar por el lugar donde la nieve había arrastrado las cuerdas" y otras "porque se quedaron a esperar y se congelaron". De hecho, uno de los casos más dramáticos es el de los dos coreanos que "cuando quisieron andar, tenían las piernas congeladas y sus compañeros tuvieron que dejarles allí".

El italiano a salvo

El alpinista italiano Marco Confortola, que quedó atrapado el pasado viernes por una avalancha en la montaña del K2, en Pakistán, se mostró ayer "realmente contento" de haber llegado finalmente al campo base y de haber salvado la vida. El coronel Elliaz que dirige el rescate, espera que hoy las condiciones sean más favorables para su rescate y espera que "puedan llevarlo pronto al hospital de Skardú para que se recupere de las congelaciones"

Confortola, que alcanzó la cumbre justo antes de que se produjese la avalancha, llegó al campo base por su propio pie, ya que el mal tiempo impidió que fuera rescatado por un helicóptero, según un comunicado de la asociación de montaña italiana Ev-K2-CNR. "Acabo de llegar al campo base. Ahora me doy cuenta de verdad de que han muerto todos, sólo nos hemos salvado tres," dijo Confortola por teléfono al presidente de Ev-K2-CNR, Agostino Da Polenza, en referencia a la muerte de la mayoría de los miembros de su expedición.

El alpinista italiano, señaló que su mayor deseo era poder quitarse las botas, ya que tiene los dedos de los pies congelados y sentía un fortísimo dolor. En declaraciones al canal de televisión SkyTG 24, el montañero aseguró que había salvado la vida gracias a su experiencia y contó cómo había oído un "gran estruendo" antes de que comenzara la avalancha.

Etiquetas