Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRAINSA 0-2 AT. FÉMINAS

Sin premio al buen juego

El Prainsa jugó un notable partido ante el Atlético, pero no obtuvo ningún rédito.

La portera del Atlético de Madrid despeja.
Sin premio al buen juego
ESTHER CASAS

Derrota del Prainsa Zaragoza, que después de lograr una meritoria clasificación para la fase por el título ha sufrido dos reveses en sus dos primeros encuentros de esta fase definitiva. El Atlético de Madrid Féminas, por su parte, consiguió romper su mala racha en tierras aragonesas, tras conseguir los primeros tres puntos de la segunda fase. Las rojiblancas, con esta victoria consiguen resarcirse de la derrota del pasado jueves ante el Barcelona (0-1), que supuso la primera en casa de las colchoneras.

Alberto Berna sorprendió en la alineación con varias de las jugadoras titulares en el banquillo, al parecer no se encontraban al cien por cien, y al igual que a las rojiblancas, dos partidos en apenas cuatro días terminan pesando en las piernas. El encuentro no se resolvió hasta la segunda mitad, cuando la pichichi del equipo visitante, Priscila, se echó el equipo a sus espaldas y tiró del carro, realizando una de sus mejores segundas partes rubricándolo con un gol y provocando un penalti.

En los primeros 45 minutos fueron mejores las aragonesas, mientras las madrileñas se mostraban muy bien plantadas sobre el terreno de juego. La primera ocasión clara de gol llegaría en las botas de Pisco, tras un centro desde la banda izquierda de Luky, Amanda de primeras deja franco el tiro para que Pisco solo tenga que cargar la pierna y lanzar, y así fue, pero con la mala suerte de que apenas a un metro de la línea de gol y con la portera ya batida, una zaguera maña despeja el disparo.

Edite era la referencia local en ataque, con sus pases a la espalda de la defensa creaba serio peligro, pero la zaga colchonera tiraban muy bien el fuera de juego. De las botas de Edite llegaría la ocasión más clara del Prainsa en la primera mitad, pero cruzó demasiado su disparo y se marchó rozando el palo. Esta acción pudo haber cambiado el hilo argumental del encuentro.

El primer tiempo acabó como empezó, pero con la sensación de que cualquier equipo podría haberse puesto por delante. Tras la reanudación las colchoneras salieron enchufadas, con un poco más de profundidad y cada vez más pisando el área de Jamila.

En una acción aislada llegó el gol, la incansable Priscila recuperó un balón en la banda izquierda, y con velocidad se plantó sola delante de la cancerbera, utilizó un recurso muy poco visto pero de lo más útil, la puntera. La sevillana a pocos metros de la portera disparó con la puntera y la batió.

Abrió líneas el conjunto zaragozano en busca del empate, sin hallar premio a su ambición y buen juego. Las atléticas consiguieron ampliar la ventaja por medio de un penalti.

Etiquetas