Despliega el menú
Deportes

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

REAL ZARAGOZA

Sin pensar en imposibles

El Real Zaragoza viaja al Camp Nou con la valentía del que no tiene nada que perder aunque con una necesidad real de puntos.

Los jugadores se conjuran
Real Zaragoza vs Sporting de Gijón_6
TONI GALAN

Sin nada que perder aunque con la necesidad imperiosa de puntuar. El Real Zaragoza llegan al Camp Nou inmerso en una paradoja vital que le exige ejercer un cambio de rumbo en su trayectoria liguera en un campo en el que el resultado más lógico resultaría una derrota. Paréntesis de irrealidad en el mundano hábitat de la lucha por la supervivencia al que se ha acostumbrado la entidad aragonesa.

El coliseo azulgrana es, probablemente, el escenario más complicado del mundo en la actualidad. No en vano, ningún equipo ha logrado todavía hacer un gol en él. Impresionante currículum que los pupilos de Javier Aguirre tratarán de emborronar. Para ello, el técnico mexicano ha adelantado que no piensa cambiar el esquema desarrollado en encuentros anteriores y saldrá a jugar con su dibujo táctico predilecto.

Según reveló el preparador zaragocista, el cuadro aragonés pretende aprovechar la velocidad de Juan Carlos y Barrera por bandas para tratar de sorprender al conjunto local. Un planteamiento que se completa con una presión adelantada que, sin embargo, será muy complicada de ejercer debido a la destreza del rival en la circulación de balón. Mateos por el lesionado Da Silva y la vuelta de Meira, que sustituye a Micael, serán los únicos cambios en el once inicial respecto a la alineación utilizada el Sporting de Gijón.

Viaje incómodo

Lo cierto es que la cita barcelonesa nunca parece llegar en buen momento. Por supuesto, tampoco lo hace en este curso. Tras tres derrotas y un empate, el Real Zaragoza se acerca peligrosamente a los puestos de cola y necesita de un volantazo que le dirija de nuevo hacia la tranquilidad. Puntos y moral, objetivos tradicionalmente esquivos en la Ciudad Condal.

Así, los blanquillos solo han logrado dos victorias en territorio culé de los 57 partidos que ambos equipos han disputado en la competición de Liga. Un pobre bagaje que parece difícil cambiar este año. Aunque, sin embargo, hay motivos para la esperanza.

Los partidos internacionales disputados durante las dos semanas pasadas han dejado a los azulgrana en cuadro. Por ello, Pep Guardiola no ha podido preparar a penas el choque de este sábado. Un contratiempo que, evidentemente, lastra menos a un equipo de filosofía tan marcada como el Barça pero que, además, implica un segundo punto a favor de los zaragozanos, el cansancio.

Los miles de kilómteros recorridos por las estrellas barcelonistas pasan factura hasta en cuerpos acostumbrados a ellos. Cambios horarios, entrenamientos, partidos... Exigencias que, incluso, podrían haber afectado hasta a Messi, máximo astro del universo fútbol. La presencia del argentino sobre el verde todavía no es segura aunque, tratándose del Barcelona, resultaría demasiado simplista reducir las posibilidades aragonesas a su comparecencia.

Etiquetas