Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ATLETISMO

Semenya corrió engañada

La Federación Sudafricana ocultó incluso a la propia atleta su condición sexual

La Federación Sudafricana de Atletismo (ASA) ignoró las dudas de los médicos acerca del sexo de la atleta Caster Semenya, según admitió ayer su presidente, Leonard Chuene: "Me negué", dijo Chuene durante una rueda de prensa en Pretoria. Un médico de la federación le recomendó retirar del equipo a Semenya, oro en los 800 metros de los mundiales de atletismo de Berlín, tras someter a la deportista a una prueba de sexo.

 

El aspecto masculino de la atleta de 18 años y su notable marca dispararon las dudas y una fuerte polémica entre el gobierno sudafricano y la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). La ASA había negado hasta ayer que Semenya fuera sometida a una prueba de verificación de su sexo. Chuene admitió finalmente que la prueba fue realizada el 7 de agosto en Pretoria, antes de que la atleta volara a Berlín. Según el presidente de la ASA, las pruebas fueron realizadas a instancias de la IAAF. Ya en Berlín, el médico del equipo sudafricano, Harold Adams, recomendó a la ASA retirar a Semenya por la dudas sobre su identidad sexual derivadas de los controles, reconoció Chuene.

 

El presidente de la ASA dijo haberse negado porque "no había base" para retirar del equipo a Semenya, ya que aún no había recibido los resultados de los controles, y no podía actuar "por rumores". "Me negué, de ninguna manera íbamos a retirarla... No iba a frenar que su talento fuera conocido por el mundo sólo por rumores".

 

"Si no le permitíamos correr confirmábamos que la chica no es normal", añadió. Chuene dijo que dos comisionados médicos de la IAAF expresaron también sus dudas acerca de la condición de Semenya y recomendaron que simulara una lesión en Berlín para evitar ponerla en el foco de atención. Pero los médicos, enfatizó Chuene, no se opusieron a que Semenya compitiera.

 

Durante semanas Chuena negó que Semenya hubiera sido sometida a pruebas de verificación de sexo en Sudáfrica. Tras definir su actitud como "un error de juicio", Chuene argumentó que quería proteger la privacidad de la atleta.

Creyó pasar un control antidoping

El presidente de la ASA admitió también que es "incierto" que Semenya hubiera sido informada de que había sido sometida a una prueba de verificación de sexo. Wilfred Daniels, su ex entrenador, dijo que a la atleta se le hizo creer que iba a someterse a un control antidoping y que se sintió enojada y humillada. Un diario australiano aseguró la semana pasada que los resultados de las pruebas demuestran que Semenya es "intersexual", con características femeninas y masculinas, lo que podría excluirla de las competiciones si se prueba que le da una ventaja sobre otras atletas. La IAAF se niega revelar los resultados antes de noviembre.

Etiquetas