Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

Semana perfecta

El conjunto turolense suma en Sevilla el tercer triunfo en nueve días que le asienta en la segunda plaza de la Superliga.

Hernán y García-Torres, al bloqueo.
Semana perfecta
ANTONIO GARCíA

El CAI Teruel suma y sigue. La máquina naranja funciona a un ritmo acelerado y los resultados están a la vista. Ayer, no dudó ante un Cajasol Juvasa contestón (especialmente en el segundo parcial) del que dio cuenta con la misma efectividad que los dos partidos anteriores (FC Barcelona y Palma Volley). Tres alegrías en nueve días, una semana perfecta antes de encarar la cuesta ‘Champions’ (el 17 de noviembre llega el debut ante el todopoderoso Cuneo) y con el derbi regional contra el Multicaja Fábregas Sport como principal atractivo el próximo sábado en Los Planos.

El Cajasol mostró buenas sensaciones y puso en muchos aprietos a un CAI que brindó el regreso a la pista del líbero Martín Efrón, al que un balonazo durante un entrenamiento lastimó un ojo y le apartó al banquillo las anteriores dos jornadas. Un puesto que suplió con nota alta Rojas, que ayer volvió a su tarea en la recepción. Sin muchos alardes, pero con un juego muy fluido, el CAI pasó por encima de un rival que tuvo sus opciones de dar un tremendo susto al campeón de la Superliga en el segundo set que siempre dominó y que acarició con 22-19.

La igualdad fue la nota predominante de los primeros compases del choque. El Cajasol no dejó escaparse al CAI en el electrónico apoyado en una buena recepción. Pero con el paso de los minutos, la escuadra aragonesa impuso su superioridad con la inspiración en la dirección de Guille Hernán, culminada con un gran trabajo en la red.

El segundo set fue una historia completamente distinta. El conjunto andaluz salió con la lección aprendida de la primera manga y tomó el mando del marcador desde el principio (8-7, 16-14, 21-19). Pero en esa tesitura supo desenvolverse mejor CAI que por mediación de Abel -brillante en el saque-, Víctor Batista y García-Torres, lograron darle la vuelta al marcador. Al bloque que gestiona Óscar Novillo no le tembló el brazo y forzó la máquina para sembrar de dudas el juego andaluz. Los sevillanos no supieron concretar sus oportunidades y lo acabaron pagando (25-27).

En la tercera manga emergió la figura del opuesto Luis Antonio Arias, que trajo de cabeza a la defensa del CAI a lo largo de todo el partido. Pero sus esfuerzos resultaron insuficientes para los locales, que ya desde el principio se dejaron ir en el marcador (4-8, 6-11). El CAI no perdonó y llevó a Teruel un cuarto triunfo que le asienta en la segunda plaza, haciendo sombra al líder, el CMA Soria.

Etiquetas