CAI VOLEIBOL TERUEL

Las seis peñas de la marea naranja

Desde que el CAI Voleibol Teruel consiguió el ascenso a la Superliga Masculina hace cinco años la afición por este deporte ha ido creciendo año a año en la capital mudéjar. En la actualidad seis peñas abanderan el apoyo al equipo.

Aficionados del CAI Voleibol Teruel.
Seis peñas para un club que se ha hecho hueco en la élite nacional

Año tras año los turolenses van apostando cada vez más por el equipo que ha conseguido pasear el nombre de la ciudad por toda España pero también por Europa. A lo largo de la temporada son cerca de dos mil los aficionados que asisten de manera habitual a dar ánimos al equipo, cifra que se vio incrementada durante la participación del club en la CEV Champions League.

Un lustro después del ascenso definitivo a la máxima competición, los éxitos del CAI VoleIbol Teruel han favorecido la creación de seis peñas de aficionados que se han unido con la finalidad de acompañar al equipo compita donde compita. Su apoyo más reciente fue en los días pasados, durante el transcurso de la Copa del Rey, dado que 200 aficionados decidieron seguirles para ayudarles a traerse a casa el título que le faltaba al club.

Ahora ya piensan en acompañarles el próximo fin de semana en Tarragona en el que será el primer partido de la lucha por el título de Liga.

En total en torno a cien aficionados son peñistas de alguna de la seis peñas oficiales: la Marea Naranja, Los de Teruel, Los Cansinos, La Bruja Naranja de Allepuz, la olita naranja y el Rebollón Naranja.

La pionera de todas ellas fue la Marea Naranja, que adoptó el nombre con el se conoce a la afición turolense, y su presidente Toñín Rodríguez se ha mostrado satisfecho por la consecución del título copero «ya que era el triunfo que nos faltaba, la afición tenía muchas ganas de esta copa y ha sido complicado conseguirla».

Además gracias a las peñas se va difundiendo también la importancia que ha adquirido el club y su relevancia a nivel nacional. A pesar de ello la cobertura a este deporte, al que muchos consideran como minoritario, sigue siendo insuficiente por lo que la peña el rebollón naranja fue, incluso, la encargada de retransmitir a través de su red social en facebook el primer partido de la eliminatoria copera.

Las peñas no paran y por ello ya están trabajando para darle continuidad a la comida de hermandad, una iniciativa que se puso en marcha el pasado año, y que ahora esperan repetir en las semifinales y la final por el título de Liga. Rodríguez confía en que el equipo esté en la final y que de nuevo toque enfrentarse al eterno rival, el Unicaja Almería, «de no ser así sería una sorpresa algo ingrata pero estaremos para apoyarles y conseguirlo».

El primer paso se tendrá que dar este sábado en Tarragona y aquellos aficionados interesados en desplazarse podrán hacerlo con el autobús que el club pone a disposición de todos. Obtener un resultado positivo haría las cosas más fáciles en el segundo encuentro que se vivirá en Los Planos el nueve de abril y que a buen seguro arrastrará a mucho público a estar animando al equipo.