Deportes
Suscríbete

PRESUNTO AMAÑO DE PARTIDOS

Se estrecha el cerco

La abogacía del Estado recurre la decisión de no llevar el caso Hércules al CSD o a la RFEF.

Juanra y el entrenador Esteban Vigo, en el partido de la pasada campaña frente al Numancia.
Se estrecha el cerco
MARIANO CASTEJóN

La Abogacía del Estado, en representación del Consejo Superior de Deportes (CSD), presentó ayer un recurso en el juzgado número 7 de Alicante contra la decisión del titular del mismo de no trasladar a los organismos deportivos los datos relativos a la presunta compra de partidos por parte del Hércules.

El recurso de reforma y subsidiario apelación fue remitido después de que el juez decidiera archivar el caso y rechazara la petición tanto de la Abogacía del Estado como de la Fiscalía para dar traslado del mismo al CSD y a la Federación Española de Fútbol (RFEF). La Abogacía del Estado cuestiona la decisión del juez, ya que éste admitió que puede haber infracción administrativa muy grave, según la Ley del Deporte de 1990, pero impide que la Administración inicie un expediente por unos hechos, "cuya prueba inicial parecen ser las escuchas telefónicas", al no remitir las mismas al CSD. Pese a admitir la gravedad, el juez recordó que la compra de partidos no es un delito penal, aunque sí lo será desde el 22 de diciembre, cuando entre en vigor la reforma del Código Penal. El recurso de la Abogacía del Estado insiste en la necesidad de trasladar el caso, ya que "de otro modo se deja al 'ius puniendi' del Estado totalmente carente de sentido y huérfano en su actuación"

La presunta compra de partido por parte del Hércules la pasada temporada aparece en el sumario del "caso Brugal", que investiga una presunta trama de trama corrupta vinculada al negocio de la basura en Alicante y en el que figuran conversaciones telefónicas entre el máximo accionista del club, Enrique Ortiz, y los capitanes del equipo, Jorge López "Tote" y Abraham Paz, según informó "El País".

Defensa del capitán

Abraham Paz, uno de los capitanes del Hércules, apuntó ayer que la plantilla acatará la decisión del Consejo Superior de Deportes (CSD) si decide investigar la presunta compra de partidos de la pasada temporada, pero advirtió de que también debería hacerlo sobre "los últimos quince años". "Si el CSD empieza a investigar, acataremos su decisión pero habría que investigar quince años para atrás y ver cómo subieron los equipos de la pasada temporada, la de la otra o investigar todos los partidos de la última jornada de la Segunda División de la última temporada, porque a los treinta minutos había muchos equipos ganando tres y cuatro a cero. Eso hay que analizarlo también", advirtió.

"Aquí siempre se habla de presunto y es que es así pues nadie ha demostrado nada, ni ahora ni el año pasado, ni el otro. Todo el mundo se entera de todo, pero nadie habla. Este año le ha tocado al Hércules como le pudo tocar al Zaragoza el año pasado, al Betis o al que fuera, por nombrar algún equipo", manifestó.

"Es de pena que se hable tanto y creo que hay que parar los pies. Se ha subido a Primera y hay cosas más importantes en España como para dar tanta publicidad a una cosa que puede o no puede pasar, pero que presuntamente se hace todos los años", incidió.

El defensa recordó que, durante gran parte de la pasada campaña, el equipo alicantino estuvo en zona de ascenso, incluso con "diez o quince" puntos de ventaja y calificó el ascenso de "merecido".

Admitió que la plantilla no se puede mantener al margen de los acontecimientos y existe cierta preocupación. "El equipo está bastante fuerte, sabemos que es un año difícil y lo empezamos con dificultades, pero intentamos olvidarnos de todo lo que hay en el exterior y centrarnos en lo deportivo, que es lo que nos tiene que preocupar", dijo.

Etiquetas