Despliega el menú
Deportes

JUEGOS OLÍMPICOS DE 2022

"Veo a Zaragoza-Pirineos con una grandísima fuerza"

Juan Antonio Samaranch Salisachs, miembro del Comité Olímpico Internacional, ha señalado que sus puntos débiles de la candidatura aragonesa son la falta de credibilidad en los deportes de invierno y la falta de instalaciones, atletas e infraestructuras para poder demostrar interés ante las grandes federaciones de deportes de invierno internacionales.

Juan Antonio Samaranch Salisachs, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), ha declarado en Zaragoza que para tener opciones de organizar unos Juegos Olímpicos es muy importante explicar por qué se desea hacerlo.

"Es necesario buscar un motivo. Yo trabajé mucho y viví de primera mano la candidatura de Madrid para 2016 y teníamos tres grandes ciudades explicando cómo, pero ganó la que explicó por qué", ha destacado.

A este respecto ha señalado que, hoy en día, en la mente de los 115 miembros del COI, cuando los técnicos dicen que un número de candidatas puede organizar unos Juegos entran muchos factores emocionales y el más importante para él, "sin duda", es "tener un buen motivo para pedir los Juegos".

Samaranch ha realizado estas declaraciones en el marco de unos desayunos empresariales organizados por Punto Radio Aragón en los que ha recibido, de manos del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, la Medalla del Mérito Deportivo de la Ciudad de Zaragoza, que se le concedió en su día a su padre, ex presidente del COI recientemente fallecido.

También ha comentado que los Juegos Olímpicos son una competición en la que si no se está dispuesto a perder vale más no participar porque no hay medalla de plata, solo hay un ganador.

Unidad de todos

Samaranch ha explicado que para que una candidatura salga adelante necesita unidad, "mucha unidad de todos", de los ciudadanos, de las instituciones, que deben dejar los Juegos fuera de la agenda política para poder trabajar juntos, y que desde el COI se vea que los Juegos son queridos.

Igualmente, ha comentado que también es muy importante la participación deportiva y los resultados.

Sobre este aspecto ha comentado que España tiene una gran carencia: "Tenemos déficit de credibilidad en deportes de invierno, la vez que más hemos mandado a unos Juegos no ha llegado a veinte atletas, y dos medallas históricamente. Hay especialidades en el programa olímpico donde no tenemos ni siquiera un solo practicante y todo eso hay que solucionarlo".

Para acabar con este problema la propuesta de Samaranch es invertir y empezar a desarrollar los deportes de inverno para que se crea que España desea organizar unos Juegos Olímpicos por un motivo y que no solo se buscan para promocionarse.

Falta de credibilidad

Sobre la posible candidatura de Zaragoza-Pirineos a los Juegos de 2022 ha señalado que sus puntos débiles son la falta de credibilidad en los deportes de invierno y la falta de instalaciones, atletas e infraestructuras para poder demostrar interés ante las grandes federaciones de deportes de invierno internacionales.

En el lado positivo está, a su juicio, el hecho de que España sea un país con una gran credibilidad en el tema organizativo y deportivo.

"Hasta el año 2013 no habrá una decisión por parte del COE de qué proyecto presenta como candidato a los Juegos de 2022. Quedan tres años y hay mucho que hacer. Hay que definir el proyecto, las subsedes, en qué montañas se van a realizar cada uno de los eventos y en qué instalaciones e infraestructuras se va a hacer cada cosa", ha añadido.

Con respecto a la pugna entre las candidaturas de Zaragoza y Barcelona ha indicado que ve a la primera como una gran competidora de la capital catalana.

"Veo a Zaragoza-Pirineos con una grandísima fuerza, un apoyo institucional y popular muy importante, con un proyecto técnico que estoy seguro que acabará, cuando quede definido, siendo de primerísima calidad. Sólo puedo decir que, como miembro del COI y español, el hecho de que haya dos ciudades españolas pensando en pedir los Juegos de 2022 me llena de orgullo y hace mi trabajo de promover España en el mundo olímpico un poquito más fácil", ha explicado.

Preguntado por si resulta lógico apostar por un evento de este tipo en los momentos de crisis que se viven, Juan Antonio Samaranch ha explicado que hay tres fases en la apuesta olímpica, una primera del presupuesto de la candidatura, una segunda una vez que se han conseguido los Juegos y luego la inversión en infraestructuras.

Con respecto a la primera ha comentado que cuesta dinero pero que es una inversión en imagen y promoción de la ciudad que es "razonable". La segunda, según el miembro del COI, ofrece superávit desde ya hace muchos años.

La última depende de las ganas y de las necesidades que tengan las administraciones: "Se puede hacer mucho o se puede no hacer nada. Se pueden hacer instalaciones permanentes o temporales. Hoy en día organizar los Juegos Olímpicos por la organización en sí misma es un buen negocio".

Samaranch opina que si se comienza ya un plan para promocionar deportistas se podría empezar a tener unos buenos equipos "no sólo para 2022 sino para 2018".

Etiquetas