Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

"La salida de Alberto Zapater será la más difícil de explicar"

Agapito Iglesias saluda a Marcelino García Toral, ayer en Navaleno
"La salida de Alberto Zapater será la más difícil de explicar"
TINO GIL/REAL ZARAGOZA

Agapito Iglesias, el máximo accionista del Real Zaragoza, llegó ayer a Navaleno, su pueblo, para palpar in situ la situación anímica del equipo, de los técnicos y del heterogéneo grupo que trabaja desde el miércoles pasado en tierras sorianas. El máximo responsable de la entidad viajó en compañía del nuevo director deportivo, Antonio Prieto; del incombustible secretario técnico, Pedro Herrera; y del jefe médico, Jesús Villanueva.

Agapito, callado durante todo un durísimo año en Segunda División, habló de forma distendida y afable con la prensa aragonesa. Es un hombre liberado de cargas, con un espíritu renovado. Sin tapujos, sin temores pretéritos, desgranó los aspectos más candentes de la actualidad deportiva y económica del Real Zaragoza en esta recta final de julio. Y de sus declaraciones, puede extraerse la filosofía que impera dentro del club en la reconstrucción del plantel. Agapito dibujó el futuro que aguarda a piezas como Zapater, Lafita, Ewerthon y otras con nombre aún anónimo.

El traspaso de Zapater a Italia

"Seguramente, la salida de Zapater será la más complicada de explicar en el ámbito social si al final se produce. Pero hay que decir que no será una decisión solo del club. La última decisión la tomo yo siempre, pero delegamos siempre en el entrenador y en la comisión técnica. Y hay que tener en cuenta lo que quiere el jugador. No todo pasa por el Real Zaragoza. Es de la cantera, de Zaragoza, quiere al club. Pero hay que ver qué es lo más importante para su carrera futbolística. Zapater también puede querer crecer y las limitaciones que ahora tiene el Zaragoza en el apartado económico no le aportan lo que desea. No se va un jugador si no se quiere ir, del mismo modo que no se queda un jugador si no se quiere quedar".

"No voy a decir quién ha dado el primer paso en el caso de Zapater. Son pasos que se dan porque hay intereses determinados de diversos equipos. Pensad un poquito eso. Yo lo tendría fácil de decir, pero no voy a hacerlo. Cuando la decisión se tome, es posible que sea impopular para el Real Zaragoza. Pues será, pero si Zapater sale beneficiado, se hará".

"La salida de cualquier jugador pasa por una decisión técnica, también por la dirección deportiva y, finalmente, por la decisión del club de manera consensuada. El jugador tiene su opinión. Su representante, también. Y hay que saber si él quiere seguir o no. Al final, son muchos elementos los que entran en juego en esta decisión. También el equipo que lo pretende".

La repesca de Lafita del Deportivo de La Coruña

"Hay que ver los intereses que tiene el jugador. Lafita tiene un contrato firmado con el Zaragoza para cuando lo recuperemos, algo que se hizo hace tres años. A lo mejor ahora no le interesa. Hace falta saber si él quiere venir o no quiere estar aquí. Puede ocurrir que el Zaragoza quiera que venga y el jugador no, y que se quiera ir a otro equipo. Pero pase lo que pase, la caja se quedará en el Real Zaragoza, que es el que ha formado al señor Lafita. Eso es lo único seguro en este caso".

"Nosotros, desde que comunicamos al Deportivo nuestra intención de recuperarlo, nos han puesto todas las trabas habidas y por haber. Al jugador hace días que le dijimos cuál es nuestro deseo y él ha tomado la decisión que debía tomar de acuerdo a la legislación vigente. A partir de ahora, en función de las entradas y salidas, actuaremos un día concreto. Hemos consultado con la Liga (LFP) y la Federación y nos acoge la razón. No puedo decir si va a venir ya o tardará aún un poco. Lo diremos en los próximos días".

"No es un problema de 'cash', aunque lo podría ser porque estamos dentro de un proceso de ingeniería económica muy complejo. En el caso de Lafita, hay algo que está por encima de eso. Es un asunto que lo tenemos pendiente y habrá que ver cuándo lo abordamos, si mañana, pasado o al otro. Depende de determinadas salidas que tenemos que afrontar de inmediato".

El posible traspaso de Ewerthon

"Su marcha es un caso similar al de Zapater. Que se vaya o no depende de la decisión del entrenador, como ya pasó hace dos años con Víctor Fernández; también del informe del área deportiva; del jugador, de su representante, de los equipos que lo quieran… No tenemos, de partida, ningún interés en que estos jugadores se vayan. Pero en estos casos hay muchas partes que entran en juego. Y si a todos nos interesa su marcha a otro club, se hará. Siempre y cuando, eso sí, haya un sustituto en esa posición. Y si no, pues no se hará. Es cuestión de estudiar las circunstancias que se den en cada momento".

 

La difícil posición del club en el mercado

"Lo más complicado está siendo convencer a todas las partes en las negociaciones que tenemos en marcha. Está siendo difícil convencer a los jugadores que queremos fichar de que el proyecto que tenemos en Zaragoza es un proyecto real. Convencer de que este club tiene futuro a corto y medio plazo. Una vez que se les convence, aparece el tema económico, donde los responsables del área lo están haciendo muy bien. Contamos con la ventaja, dentro de esta problemática económica que padecemos, de que no sólo el Zaragoza lo está pasando mal. Hay bastantes clubes que están igual o peor".

No hay que aprender de los errores. No los hubo

"No creo que la apuesta que hicimos hace dos años fuera equivocada. De hecho, los ingresos del club se multiplicaron por dos y ahora los tenemos aquí para intentar salir adelante en un plan de negocio de cara al futuro tras pasar por Segunda. Evidentemente, ha cambiado la situación económica tras el descenso, pero también ha cambiado la economía en el mundo. Vamos a cambiar nuestros criterios, pero porque la situación global es otra. Pero yo considero que aquella apuesta que hicimos a nuestra llegada no fue un error".

"El año en Segunda nos ha provocado un deterioro en la economía del club y ahora hay que plantearse unas soluciones distintas a las que veníamos utilizando en años precedentes. Y ahí se está trabajando muy bien dentro del cuerpo técnico, el director corporativo, el presidente... Se está haciento todo con ilusión".

El objetivo no puede ser solo la permanencia

"El objetivo no puede ser solo lograr la permanencia. Estar en Primera, ya lo hemos conseguido. Estamos aquí. Creo que el Real Zaragoza es el quinto o sexto equipo de España y tiene que luchar por estar en esas posiciones. Siempre. Está claro que este año va a ser muy costoso lograrlo, porque venimos de Segunda, pero hay que luchar por estar lo más arriba posible. Si no fuera así, yo no estaría en el Zaragoza".

Juventud y cantera ilusionarán a la afición

"Yo creo que la ilusión llegó ya el día en que logramos el ascenso. A partir de ahora, es cuestión de madurarla. La gente verá que apostamos por chicos jóvenes, que quieren venir al Real Zaragoza para crecer y demostrar de lo que son capaces de hacer en el fútbol. Y, además, vamos a apostar por la cantera. La ilusión irá agrandándose según pasen los días y se conforme el equipo".

Etiquetas